es
en
pt
ar

Blog

Guías de trading, seminarios web e historias

Cacería de Burbujas Bursátiles

stock market bubble hunt
F T L
5 minutos de lectura

El término «burbuja» se ha utilizado ampliamente, incluso fuera de sus orígenes en el mercado de valores. Hace referencia a los activos cuyo precio es inflado, por los traders e inversores, muy por encima de su valor real. Una vez que los inversores se dan cuenta de que el activo no podrá devolver las ganancias que esperaban, estalla la burbuja bursátil. En ese punto, el precio de las acciones tiende a disminuir drásticamente como resultado de que todos se apresuren a vender las acciones que tengan. Los ardientes vendedores en corto siempre están atentos a la última burbuja con la que pueden operar en corto. Los precios de las acciones no son conocidos por subir rápidamente, pero cuando se desploman, se desploman. Estos descensos repentinos son oportunidades increíbles para obtener ganancias, pero también tienen su parte justa de riesgo para igualar.

También podría interesarte:

El Desarrollo De Una Burbuja Bursátil

Las burbujas bursátiles se desarrollan en varias fases distintas. Hay varias formas de clasificarlos, pero para nuestros propósitos usaremos tres. Muchos traders han perdido dinero por no distinguir entre estas fases y entrar en su operación en el momento equivocado. Uno de los peligros a tener en cuenta es llegar demasiado temprano. La etapa inicial de su desarrollo suele ir acompañada de un rápido crecimiento. Si te apresuras en colocar una orden, puedes terminar reteniendo el activo durante mucho tiempo antes de que llegue la mejor oportunidad de vender. Mantener estas posiciones o simplemente no poder usar ese capital para cualquier otra cosa es considerado, con frecuencia, una pérdida.

Primera Etapa del Desarrollo

La primera fase es la construcción inicial, donde las instituciones y los grandes inversores se apoderan del escenario. Los actores del mercado, que están más informados que el público en general, comienzan a abrir posiciones en una acción prometedora. El número de posiciones en la acción está empujando lentamente los precios al alza, sin embargo, la falta de atención de los medios significa que el crecimiento aún no es radical. Esta fase implica que los bancos y otras instituciones financieras intercambien consejos o vigilen las transacciones de los demás.

Una de las formas de reconocer esta fase, en el caso de las acciones, es el aumento del número de transacciones de gestión. Los miembros de la junta de las instituciones financieras y de inversión comienzan a emitir órdenes de compra. Algunos fondos de cobertura pueden comenzar a exceder el límite de propiedad de cuándo deben comenzar a informar su actividad a la SEC. En el caso de las llamadas «compañías de pequeña y mediana capitalización», esto puede ser tan poco como 10 millones de dólares. Es un período de expansión tranquila y constante.

Segunda Etapa del Desarrollo

La segunda etapa es cuando realmente se convierte en una burbuja bursátil. Una vez que los informes positivos y otras buenas noticias comienzan a llegar a la prensa, el número de órdenes de compra en las acciones también comienza a aumentar. Si bien todavía no es una burbuja en este momento, la mejora notable en los fundamentos del activo es necesaria para que se continúe inflando. El creciente número de informes prometedores, con frecuencia, incita a los fondos de cobertura y mutuales a anunciar sus planes para comprar las acciones. El ciclo de refuerzo positivo le da a los medios más razones para enfocar su atención en el activo, lo que puede llevar a especular que, en realidad, está infravalorado o que su relación real de precio a ganancias debería ser un 20% más alta.

Estos artículos finalmente captan la atención de los inversores minoristas que se apresuran a comprar las acciones para no perderse el aumento previsto de los precios. Lamentablemente, lo que encuentran es un suministro limitado. En ese momento, los grandes inversores aún conservan sus propias acciones. Mientras tanto, los vendedores potenciales intentan aumentar aún más los precios estableciendo órdenes limitadas en lugar de vender a precios de mercado. Cuando el crecimiento explosivo en el número de órdenes del mercado inunda los libros de órdenes, el resultado es un aumento exponencial de los precios. El activo comienza a superar a los índices, aumentando incluso cuando los mercados están bajando. Entra en una larga tendencia al alza sin correcciones de mercado, a veces aumentando hasta en un 40-50%. En este momento, los inversores minoristas han mordido el anzuelo de los medios y están completamente expuestos al producto.

Etapa Final del Desarrollo

Una de las señales reveladoras de una burbuja bursátil completamente desarrollada es que las personas continúan comprando las acciones, incluso después de que los informes flash de la compañía comienzan a cumplir con las expectativas. En muchos casos, estas empresas terminan pidiendo préstamos o emitiendo bonos para financiar sus nuevos proyectos. Una variante es el bono convertible. Permite a los pequeños inversores comprar un bono que se puede convertir en acciones ordinarias cuando caduque. En papel parece una excelente inversión. Tienes un bono que paga un interés fijo del 5% y también aumenta su valor en un 30% cada año. Desafortunadamente, no funciona de esa manera en la práctica y rara vez se adapta bien a los pequeños inversores.

Una de las razones por las cuales estas compañías no cumplen con las expectativas es porque los pronósticos, eventualmente, se divorcian completamente de la realidad. Incluso si las ganancias por acción disminuyen durante dos trimestres consecutivos, la caída de precios resultante es solo temporal. Los traders minoristas suelen estar encantados con la oportunidad de comprar las acciones a un precio más bajo antes del repunte cuando, en realidad, esta es la etapa en la que los principales inversores venden las acciones para obtener sus ganancias. Como la situación está al borde de la reversión, los administradores de fondos de inversión y de cobertura venden sus posiciones para reducir la exposición. La única forma de encontrar esta información es buscándola, sin embargo, los medios continúan manteniendo la perspectiva positiva del activo.

El Estallido de la Burbuja Bursátil

Esta es la ventana exacta de oportunidad que buscan los vendedores en corto. Después de que los precios alcancen un máximo de dos o tres veces, puedes determinar claramente la ubicación de la línea de resistencia más alta. También es fácil observar cómo cada vez que el precio alcanza esa línea de resistencia, las posiciones se liquidan en grandes cantidades. La falta de una ruptura exitosa, eventualmente, hará que los inversores minoristas se preocupen y eso a su vez hace que la demanda se seque lentamente. Es entonces cuando los primeros informes de bajo rendimiento de la compañía comienzan a llegar al público en general.

En esta etapa, una advertencia parcial o total de ganancias es suficiente para reventar la burbuja al hacer que los principales inversores liquiden sus posiciones. Además, tuvieron que hacerlo mientras el mercado era lo suficientemente líquido, lo que significa que todavía quedan compradores. El resultado es un inmenso número de órdenes de venta limitadas realizadas en el mercado. Los contratos que no se vendieron durante el día se convierten en órdenes de mercado al final del día. Cuando los inversores minoristas se enteran de la tendencia bajista, comienzan a intentar escapar también.

El Colapso

A partir de ahí, la velocidad del descenso comienza a coincidir con la velocidad del ascenso inicial. El patrón típico es que el activo atraviese una pequeña recuperación unos pocos meses después del bloqueo inicial. Si bien algunos pequeños inversores aún mantienen sus posiciones, aunque con una pérdida del 70-80%, la mayoría de los vendedores en corto ya cerraron sus posiciones para entonces. El último grupo fue la fuerza impulsora del poder de compra en el mercado. Una vez que están fuera, la burbuja bursátil ha estallado oficialmente. Todos los gestores de fondos de inversión y de cobertura cerraron sus posiciones con ganancias hace mucho tiempo. Los vendedores en corto obtuvieron una ganancia ordenada, mientras que los inversores minoristas de la población en general, que fueron acorralados por los medios, son los que quedan con la factura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

¿Qué Es la Cobertura en Finanzas? Aprende lo Básico con Ejemplos

Prop Trading – ¿Qué Es y Cómo Trabajar en Empresas de Trading?

Indicadores Técnicos para Principiantes