Earn2Trade Blog
currency carry trade

¿Qué es una Operación de Currency Carry?

blog ad es e2t

Antes de hablar sobre qué es una operación de bicicleta financiera, o bien, una operación de currency carry en forex, sería útil definir lo que es “carry”. Es el costo o ingreso de poseer un activo. Por ejemplo, los productos básicos, con frecuencia, son activos negativos porque pueden depreciarse y costar dinero almacenarlos. Los activos de carry positivos incluyen instrumentos financieros como bonos. Mientras los retienes, pagan un ingreso.

También podría interesarte:

Ahora echemos un vistazo al carry trading desde la perspectiva del trading de forex. Llevar a cabo operaciones en forex existe debido a un mecanismo básico en el comercio de divisas. Los términos para este mecanismo son el rollover, swap o tarifas de financiamiento. Rollover es, a menudo, el nombre más común, pero todos significan lo mismo. Se produce automáticamente para todas las posiciones de forex. Los traders no especifican que quieren tener una operación de carry. Las posiciones de Forex te generan ingresos, o te cobran una tarifa, por mantenerse durante la noche.

Cuando se trata del mercado forex, de la noche a la mañana significa después de las 5 pm, hora estándar del este. Aquí es cuando se calcula el rollover y siempre ocurre entonces como el rollover nocturno (incluso si la posición se abrió poco antes de las 5 pm).

Rollover en el Carry Trading

El último paso para comprender el carry trading de forex es saber cómo se calcula el rollover. El rollover se basa en la comparación de las tasas de interés de las dos monedas en el par de divisas.

Como un simple ejemplo, imagina que la tasa de interés de un día para otro de un dólar un estadounidense es del 2.5% y una tasa de interés de un día para otro de un dólar canadiense es del 1.5%. Estas tasas son determinadas por los bancos centrales del país. Entrar en una posición en el par de divisas del USDCAD y mantenerlo durante la noche (después de las 5 p.m.) crearía un rollover. Si esta fuera una posición larga en USDCAD, entonces el rollover sería [tasa de interés en USD – tasa de interés en CAD]. Aquí eso significaría 2.5% – 1.5% = 1% de las tarifas del rollover. Una posición de venta en USDCAD sería lo contrario, 1.5% – 2.5% = 1% de las tarifas del rollover. 

Esta tarifa del 1% o las ganancias del rollover son menores de lo que parecen. Estas tasas de interés se expresan en términos anuales, lo que equivale a un 1% de interés por año. Por esta razón, el 1% del rollover se divide entre 365 para cambiar la tasa a diario. Hasta ahora esto suena insignificante.

Apalancamiento

El último componente clave es que el trading de forex, generalmente, se realiza con un gran apalancamiento, hasta 50 a 1 en los EE. UU. Esto significa que, si tienes $1000 en tu cuenta y un apalancamiento de 50:1, puedes tomar una posición de forex de hasta $50,000.

El multiplicador de apalancamiento es muy importante cuando se trata de rollovers. Permite a los traders tener posiciones mucho más grandes, lo que va de la mano con rollovers más grandes. Otra faceta que ayuda al carry trading es la capacidad de elegir el par de divisas de la operación. En el ejemplo anterior mostramos una diferencia del 1%, pero esta tasa podría ser mucho mayor. Aunque, por lo general, no están juntos en un par de divisas, toma el franco suizo a una tasa de interés negativa de 0.75% y el peso argentino a 40%. Crean una tasa de interés mucho mayor a 40.75% por año o, aproximadamente, 0.11% por día en una posición. Para una posición de $100,000 (cuenta de $2000 a 50:1) el rollover sería de $111 por día.

Inconvenientes

También existen dificultades al usar esta estrategia. La más importante a considerar es que la operación en sí podría ser una pérdida. Las operaciones de carry tienen más éxito en monedas que son estables, pero siempre existe la posibilidad de correr un riesgo. Cuando encuentres una moneda con una tasa de interés lo suficientemente buena como para ser utilizada en operaciones de carry, probablemente, haya muchos otros traders que piensen lo mismo.

Esto es un problema porque todos querrán cerrar sus posiciones si el tipo de cambio comienza a moverse contra la moneda que se compró, a favor de la moneda vendida. A medida que todos venden la moneda, el precio empeora y hay problemas de liquidez.

El Carry Trading Durante la Crisis del 2008

Se ha observado que el carry trading causa problemas disruptivos de esta naturaleza, como la apreciación del yen japonés en la época de la burbuja de las hipotecas de alto riesgo. A mediados de 2007, el tipo de cambio era de 124.176 yenes por un dólar. A finales de 2008 se había deslizado lejos a 90.612, lo que significa que el yen era mucho más fuerte en relación con el USD. El yen japonés es una moneda típica para usar en operaciones de carry debido a su estabilidad y política de mantener un valor bajo. 

La economía de Estados Unidos tuvo problemas a partir de 2008, debido a la burbuja de alto riesgo. La Reserva Federal tuvo dos reacciones clave ante esto: flexibilización crediticia y tasas de interés más bajas. La flexibilización crediticia es un proceso en el que la Fed compra deuda para inyectar dinero en la economía. Esta inyección reduce el valor del dólar. Combinado con las tasas de interés más bajas, esto de repente hizo que las operaciones de carry fuesen mucho menos atractivas.

Por estas razones, se asumieron menos operaciones de carry después de que comenzó la crisis de alto riesgo. Algo aún más significativo es que todos salieron de sus operaciones de carry, lo que significó que compraron yenes. Esto solo le dio más combustible al fuego al agregar una afluencia de compradores de yenes, aumentando aún más su valor. Esto era mucho menos que ideal para las economías de Estados Unidos y Japón en ese momento. A finales de 2011, el tipo de cambio se había movido hasta 75.56, lo que significa un yen mucho más fuerte en relación con el USD.

Las operaciones de carry son una faceta importante del trading de Forex que pueden influir fuertemente en las monedas. Úsalas con precaución y ten cuidado con los momentos en que el juego puede cambiar.