es
en
pt
ar

Blog

Guías de trading, seminarios web e historias

Contratos de Futuros E-mini S&P 500 – Guía Completa

Contratos S&P 500 E-mini
F T L
16 minutos de lectura

¿Con qué frecuencia te has encontrado con la expresión «opera en el mercado»? Apuesto a que lo has escuchado al menos una vez, si no más. Además de ser una estrategia de trading ampliamente exitosa, a menudo, «operar en el mercado» significa invertir en el índice global líder S&P 500. Hay dos formas de invertir en el S&P 500 que han demostrado ser las más populares, a través de un ETF o un contratos futuros. En la siguiente guía, profundizaremos sobre la última.

Desde los principales creadores de mercados internacionales y bancos de inversión, pasando por empresas boutique de trading algorítmico, hasta traders individuales: todos los participantes del mercado invierten en los futuros del S&P 500 E-mini. Para saber qué hace que el instrumento sea tan popular entre todos los participantes del mercado y descubrir las cosas más importantes a considerar si decides invertir en él, puedes comenzar con la siguiente guía.

¿Qué Es el S&P 500?

El S&P 500 es un índice bursátil estadounidense que se diseñó en 1923. Inicialmente, se denominó «The Composite Index» y contenía 90 compañías. Sin embargo, a lo largo de los años, la cobertura del índice se expandió y, hoy, incluye las acciones de las 500 compañías más grandes por capitalización de mercado, que cotizan en la NASDAQ y la NYSE. Hoy en día, el índice de capitalización ponderado de base amplia se considera un indicador vital de la salud del mercado de valores.

Al principio, cuando el índice estaba compuesto por menos compañías y sus acciones eran más baratas, los inversores podían comprarlo directamente. Sin embargo, con el tiempo, a medida que aumentó el número de componentes y sus acciones se volvieron más caras, la inversión directa comenzó a ser muy difícil.

Este fue el momento en el que los ETFs y los contratos de futuros acudieron al rescate. Hoy, los inversores pueden «comprar» todo el mercado simplemente comprando un ETF o un contrato de futuros directamente de su bróker. En la actualidad, el S&P 500 es uno de los instrumentos invertibles más populares en todo el mundo. Si echamos un vistazo a su desempeño histórico, descubriremos que esto no es una sorpresa.

  • Retorno promedio anual aproximado desde el inicio (1926) – 10%
  • Retorno promedio anual aproximado desde la adopción de 500 acciones (1957) – 7.96%

Te costará encontrar otro instrumento que funcione continuamente y en tal escala. Lo más importante es que el rendimiento del índice aumenta con el tiempo. Si echamos un vistazo a sus retornos durante los últimos diez años, las cifras son aún más convincentes. Los retornos para el período del 2 de enero de 2009 al 1 de julio de 2019 son de un asombroso 258.24%.

rendimiento S&P 500

Además, los análisis señalan que el mercado supera al 95% de los administradores de dinero activos que tú pagas para administrar tus inversiones.

Esto, junto con los beneficios de la diversificación que ofrece la compra de todo el índice, ha llevado a un mayor interés en el instrumento.

interés S&P 500
Fuente: TradingView

Para comprender mejor por qué el S&P 500 es un instrumento tan popular entre los principales inversores, veamos qué dice el Oráculo de Omaha. Porque cuando Warren Buffet habla, nosotros escuchamos.

«Compraría el S&P 500 en un segundo».
Warren Buffet

Buffet también admite que, con el tiempo, incluso para él había sido difícil vencer al S&P 500, mientras que sus mentores, Todd Combs y Ted Weschler, tuvieron un rendimiento inferior al índice en los últimos años.

Como ahora es plenamente consciente de las características del S&P 500, procedamos a comprender una de las herramientas más populares para invertir en el índice líder mundial: los contratos de futuros E-Mini.

También podría interesarte:

El Contrato de Futuros S&P 500 E-mini (ES)

El E-mini S&P 500 es un contrato de futuros con el que se opera electrónicamente, lanzado y negociado en la Bolsa Mercantil de Chicago (CME). El contrato representa el 20% del valor del contrato estándar de futuros S&P 500. El instrumento, con frecuencia, se conoce simplemente como «E-mini», que no es del todo exacto. Hay muchos otros contratos E-mini en índices como el Nasdaq 100, S&P MidCap 400 Russell 2000, así como en materias primas y monedas. Sin embargo, con el tiempo, las personas comenzaron a referirse al contrato S&P 500 E-mini como «E-mini». El instrumento se hizo tan popular que efectivamente se convirtió en sinónimo del mundo del trading de futuros.

El contrato S&P 500 E-mini ha recorrido un largo camino para convertirse en el contrato de futuros más popular a nivel mundial. El E-mini (ticker: ES) se considera una de las formas más rentables para que los inversores obtengan exposición de mercado a las empresas más grandes del mundo por capitalización bursátil.

El E-mini se introdujo en 1997 con el objetivo principal de reducir la barrera del trading en un momento en que el que el valor/costo del contrato S&P 500 existente había comenzado a aumentar exponencialmente. De repente, el índice se volvió demasiado costoso para los traders minoristas, allí fue cuando el E-mini acudió al rescate. Rápidamente se estableció como el contrato de futuros sobre índices más popular a escala mundial.

Aunque el S&P 500 E-mini fue diseñado para aportar flexibilidad y accesibilidad a la mesa, hoy es una inversión preferida incluso para los fondos de cobertura más grandes. El volumen promedio diario de negociación implícita para los contratos de futuros de E-mini se estima entre $100 y $200 mil millones. Estas cifras exceden el volumen negociado combinado en dólares estadounidenses de las 500 acciones subyacentes.

Cuando se trata de los parámetros técnicos del contrato, vale la pena señalar que los precios de liquidación diarios son los mismos que los del contrato regular (de tamaño completo). Esto significa que 5 contratos E-mini equivalen al valor financiero de un contrato de tamaño completo. En términos de funcionalidad, el E-mini replica contratos de tamaño completo en su totalidad. Ambos instrumentos se utilizan para la cobertura y la especulación con la única diferencia de que el E-mini es utilizado por todo tipo de traders, debido a su asequibilidad.

Especificaciones un contrato de futuros S&P 500 E-mini (ES)

Símbolo del ProductoES
Tamaño del Contrato$50 x Índice S&P 500
Tick Mínimo0.25 puntos de Índice
Valor en Dólares de Un Tick$12.50 dólares estadounidenses
Horario de OperaciónDomingo – Viernes 5:00 p.m. – 4:00 p.m. CT con una parada comercial desde las 3:15 p.m. – 3:30 p.m. CT; período de mantenimiento diario Lunes – Jueves 4:00 p.m. – 5:00 p.m.
Meses de ContratoCinco meses más cercanos en el ciclo trimestral (marzo, junio, septiembre, diciembre)
Opciones DisponiblesTrimestral, mensual, semanal (lunes, miércoles y viernes)

Fuente de Datos: CME

Operando con Contratos S&P 500 E-mini (ES)

Aunque es uno de los instrumentos más negociados en todo el mundo, el S&P 500 E-mini (ES) tiene algunos puntos difíciles que muchos inversores no reconocen. Así que entremos en detalles y descubramos las características más importantes, tanto positivas como negativas, del instrumento para ayudarte a tomar una decisión racional y basada en información certera:

Mantén un ojo sobre los niveles de liquidez y volatilidad

La «E» en el nombre del instrumento proviene de «electrónico» y enfatiza el hecho de que el contrato se puede negociar digitalmente y no a la forma de la «vieja escuela», en los pozos comerciales. Una gran ventaja del comercio electrónico es la liquidez más alta y constante. Los traders que compran y venden pueden hacerlo más rápidamente, en cuestión de segundos (o incluso milisegundos y microsegundos cuando se trata de traders de alta frecuencia), lo que garantiza una actividad comercial constante.

El contrato de futuros es tan popular que los períodos de bajos volúmenes diarios de trading son esporádicos. Esto se debe en parte a que el instrumento es una opción preferida para los traders diarios y los especuladores que realizan y ejecutan numerosas operaciones por día. Sin embargo, desde 2018, el volumen diario de negociación de los futuros del E-mini S&P 500 se está reduciendo. La razón de esto se puede encontrar en los niveles de volatilidad.

Por lo general, cuando los mercados son más volátiles (que fue el caso durante 2018), los niveles de liquidez caen. Por otro lado, cuando los mercados se calman, la liquidez vuelve a la normalidad. Según JP Morgan, diciembre de 2018 fue un período marcado por una liquidación masiva del mercado de valores que afectó los futuros S&P 500 E-mini y redujo su liquidez a niveles nunca vistos desde la crisis financiera de 2008.

Además, una vez que baja la liquidez, los cambios de precios se vuelven más frecuentes. Por eso es esencial vigilar los niveles de liquidez y volatilidad, para poder predecir con precisión las posibles turbulencias del mercado.

El S&P 500 E-mini puede estar sujeto a operaciones especulativas

Dado a que el E-mini es uno de los instrumentos de inversión más populares en todo el mundo, también es un entorno preferido para los traders o especuladores que manipulan el mercado. El ejemplo más notable es el Flash Crash de 2010, cuando un solo vendedor vendió más de 75 000 contratos E-mini. El Flash Crash fue causado por Navinder Sarao, un trader único, que instruyó a sus algoritmos para colocar una gran cantidad de contratos E-mini S&P 500 con la intención de cancelarlos justo antes de la ejecución. Este proceso, también es conocido como «spoofing».

Sin embargo, la esencia del problema no es el volumen. Se basa en el hecho de que todos los contratos fueron arrojados durante un período muy corto. Esto causó un caos temporal en el mercado y un interés de venta artificial, lo que condujo a la caída del precio del instrumento. La idea detrás de esto era que Sarao comprara el E-mini a un precio más barato, una vez que ya hubiera reducido su precio. Los informes señalaron que el trader reemplazó, o modificó, sus apuestas más de 19 000 veces antes de cancelarlas. Aunque el Flash Crash duró solo 15 minutos, condujo a una caída masiva del 9% en los precios de los principales índices.

Las estimaciones señalan que durante el Flash Crash, desaparecieron más de $1 billón en valor de mercado. También hay otros accidentes asociados con los futuros del E-mini S&P 500. El 7 de diciembre de 2016, un grupo de traders compró aproximadamente 16 000 contratos al mismo nanosegundo. El valor de las operaciones se estimó en $1.8 mil millones. El resultado de la compra masiva fue un movimiento alcista de precios que ayudó a algunos traders a obtener ganancias vendiendo a precios más altos.

El S&P 500 E-mini es adecuado para todo tipo de estrategias de trading

Debido a la alta liquidez y a la volatilidad relativamente baja, el E-mini S&P 500 allana el camino para la aplicación y ejecución de múltiples tipos de estrategias de trading: desde capturar el impulso de los precios, a través de la tenencia a largo plazo, hasta el seguimiento de tendencias y el swing trading. En comparación con muchos otros mercados, no existen restricciones o reglas particulares para acortar futuros E-mini S&P 500. Para vender acciones en corto, por ejemplo, necesitarás una cuenta especial con requisitos individuales (aumentados).

Algunas acciones son muy limitadas o no se pueden acortar en absoluto. En condiciones de mercado dinámicas como las de hoy, esto reduce significativamente la flexibilidad comercial. Aparte de eso, los traders de acciones que ejecutan 4 o más operaciones diarias en el período de 5 días hábiles (siempre que el número de operaciones del día exceda la actividad comercial total del cliente en un 6% durante el mismo período) son considerados como Traders de Pattern Day. Si estás clasificado como un trader de este tipo, debes mantener un mínimo de $25 000 de capital en tu cuenta todo el tiempo y no caer por debajo de este nivel.

Por otro lado, los traders de futuros pueden comenzar con solo el 10% de esa suma. Además de eso, el mercado S&P 500 E-mini permite operar con apalancamiento, lo que no es posible cuando se opera con la mayoría de las acciones. Las acciones que permiten tal oportunidad requieren al menos un margen del 50% para tomar una posición. Las empresas de trading de divisas en los Estados Unidos, por ejemplo, tienen permitido ofrecer una relación de apalancamiento de no más de 50:1 en pares de divisas líderes y 20:1 en pares secundarios. Todo esto hace que el S&P 500 E-mini sea una excelente oportunidad para traders sofisticados que quieren explotar oportunidades de ganancias de corta duración.

Day Trading con Futuros S&P 500 E-mini: ¿una oportunidad o un riesgo?

Existen numerosos mercados por ahí, sin embargo, muchas personas optan por convertirse en traders de intradía del E-mini S&P 500 (ES), a tiempo completo. Pero, ¿por qué es tan convincente? Está claro que si los novatos, o incluso, los profesionales que han estado involucrados en acciones, renta fija y trading de divisas están eligiendo el mercado de futuros, debe haber alguna razón importante.

De hecho, hay muchas razones, sin embargo, lo que los traders principiantes y profesionales encuentran esencial es el hecho de que el E-mini se negocie en el CME, un exchange centralizado y regulado que registra todas las operaciones en tiempo real y emite informes de ventas. Las operaciones en el exchange son públicas y se ejecutan por orden de llegada. Siguen la CFTC (Commodity Futures Trading Commission), la NFA (National Futures Association), las reglas de compensación de CME y garantizan que todos los traders tengan acceso a los mismos spreads de oferta y demanda de Nivel II.

Todo esto hace que el proceso de negociación sea mucho más transparente y seguro. De igual forma, hay algunas otras razones que intrigan a los traders principiantes y profesionales y los hacen cambiar al trading de intradía del S&P 500 E-mini. Éstos son algunos de ellos:

Traders sin experiencia

Aquellos que están dando sus primeros pasos en el mercado de futuros S&P 500 E-mini lo eligen porque se considera uno de los instrumentos más fáciles para comenzar. La razón de esto es que, en su mayoría, todo lo que necesitas para operar con contratos E-mini son algunos gráficos. El trading de este instrumento es altamente técnico y no requiere considerar demasiados factores, por lo que los principiantes pueden aprender rápidamente los conceptos básicos.

Otra razón es que es relativamente asequible abrir una cuenta. Puedes hacerlo con tan solo $2 500. Los traders pueden comprar y vender sin restricciones.

La tercera, y no por ello menos es importante, es que, incluso una simple estrategia de «comprar y mantener», ha demostrado ser más efectiva y de mejor desempeño a largo plazo, que muchos administradores de dinero activos y profesionales.

Traders profesionales

Los traders de diario experimentados prefieren el mercado E-mini debido a su mayor volatilidad intradía. Las fluctuaciones dinámicas de los precios dan como resultado múltiples oportunidades de ganancias a diario que pueden ser explotadas y capitalizadas. Debido a eso, muchos traders diarios participan en no más de una hora, o dos, de actividad comercial frecuente al comienzo de cada sesión de operación, lo que es suficiente para que sean consistentemente rentables a largo plazo.

Los traders experimentados también prefieren los contratos S&P 500 E-mini (ES) debido a la posibilidad de operar con apalancamiento. Por ejemplo, un trader con solo $500 de capital puede negociar hasta $75 000 en contratos ES a la vez, lo que representa un apalancamiento de 150:1. Esto proporciona a los traders una gran flexibilidad, que no puede igualarse en muchos de los otros mercados.

¿Qué Factores Afectan el Precio de los Futuros S&P 500?

factores S&P 500

Para comprender los principales factores que afectan el precio del E-mini, vale la pena comenzar por la asignación de los componentes. El S&P 500 está compuesto por compañías en una variedad de sectores con la siguiente asignación aproximada:

Fuente: S&P

Los anuncios corporativos, las tendencias de la industria o la intervención de terceros (como demandas o la multa de $5b que define la industria de Facebook) son los principales impulsores del precio de las acciones separadas y, por lo tanto, de todo el índice. Sin embargo, aparte de estos factores distintos, hay otros factores que debes tener en cuenta si deseas ser un trader de E-mini exitoso:

Políticas de la Reserva Federal

La Reserva Federal (FED) es uno de los principales factores que influyen en la dirección del mercado. Al maniobrar entre las tasas de interés, el regulador puede afectar las acciones de los participantes del mercado y, por lo tanto, afectar el precio de los instrumentos. Es por eso que los traders, generalmente, anticipan las declaraciones de la FED sobre sus planes de alzas de tasas de interés. Por ejemplo, cuando la FED emite una declaración de que permanecerá de forma pasiva y no aumentará las tasas de interés, el mercado se ve afectado instantáneamente. Los inversores suelen suponer que es un buen momento para abandonar los instrumentos de renta fija e invertir en bienes inmuebles y acciones, en busca de mayores rendimientos. Este cambio suele resultar en un impulso masivo para el índice S&P 500.

Por otro lado, si la FED revela planes para aumentos de las tasas de interés, los traders adaptan sus estrategias de inversión en consecuencia y, por lo general, se centran en aumentar la asignación porcentual de los instrumentos de renta fija en sus portafolios. De esa manera, son capaces de reducir el riesgo y, al mismo tiempo, de garantizar mayores rendimientos.

Relaciones económicas mundiales

Un factor esencial para predecir la dirección del índice S&P 500 (y los contratos E-mini respectivamente) es el estado de la economía global y los asuntos internacionales. Guerras comerciales, conflictos militares, sanciones económicas: eventos como estos, con frecuencia, afectan al mercado de manera negativa, ya que muchos de los componentes del S&P 500 son compañías globales con amplia exposición y operaciones repartidas por todo el mundo. Las compañías tecnológicas, incluidas en el índice, generalmente dependen de China para la producción de componentes clave de sus productos. Las empresas de energía, por otro lado, pueden depender de compañías del Golfo, África o Medio Oriente para sus importaciones de petróleo. Las empresas orientadas al consumidor como Starbucks, por ejemplo, dependen de Etiopía, Kenia y otros países africanos para la importación de granos de café. Si hubiera un conflicto global o inestabilidades dentro de los mercados clave de los que dependen los componentes del S&P 500 para ejecutar sus operaciones, el índice suele ser el primero en reflejar eso.

Muchas veces, los planes de restricciones económicas o guerras comerciales se especulan como parte de maniobras políticas. Sin embargo, aunque estos movimientos políticos son especulaciones que, la mayoría de las veces nunca se materializan, los mercados suelen verse afectados. Este juego de ida y vuelta es muy complicado, ya que el mercado, normalmente, reacciona a las intenciones y predicciones en lugar de los hechos. Es por eso que, cuando operes, asegúrate de ser cauteloso si hay demasiado optimismo. Ten en cuenta que, incluso el menor revés en las conversaciones comerciales, o los diálogos políticos internacionales, puede provocar una caída del mercado. Siempre es esencial pintar una imagen realista e, incluso, subestimar el posible resultado positivo de la situación, en lugar de lo contrario.

Acontecimientos políticos

Uno de los ejemplos clave de eventos que mueven el mercado suelen ser las elecciones presidenciales en los Estados Unidos. El caso es, a menudo, el mismo: uno de los candidatos es fanático de una política de mercado más liberal, mientras que el otro está haciendo campaña por regulaciones más estrictas. Durante la temporada de debate, el S&P 500 suele reaccionar a todas las noticias de ambos bandos políticos. El índice comienza a experimentar fluctuaciones de precios más frecuentes, lo que dificulta a los traders navegar por el mercado y adaptar sus operaciones en consecuencia. La razón es que a los mercados no les gusta la incertidumbre, que es, precisamente, de lo que se tratan los debates presidenciales.

Sin embargo, cuando las proyecciones de campaña comienzan a ser más claras, el índice comienza a formar patrones más estables. Si el candidato que apoya una regulación más estricta, está liderando, el S&P 500 se vuelve bajista. Si el que apoya la regulación más relajada está ganando ventaja, el S&P 500 responde positivamente y se vuelve alcista.

El Trading de Contratos del S&P 500 E-mini En Pocas Palabras

El E-mini es, sin duda, el contrato de futuros más popular en todo el mundo. Esto significa que hay más liquidez y más competencia por generar mayores ganancias. No obstante, con el tiempo, el instrumento se ha establecido como un universo invertible perfecto para traders principiantes y avanzados.

Hoy en día, es una de las formas preferidas para capitalizar las tendencias positivas del mercado mediante la tendencia al alza del ciclo del mercado. Sin embargo, debes tener en cuenta que, en períodos de mercado turbulento, el S&P 500 es uno de los primeros instrumentos en reaccionar. Esto significa que, si decides negociar los futuros en el índice líder mundial, debes ser muy cauteloso y realizar un seguimiento de múltiples factores, como la política de la FED, las tendencias económicas mundiales, las relaciones internacionales y las inestabilidades políticas. También te recomendamos echarle un buen ojo a los desarrollos y factores clave en una variedad de industrias. Si estás listo para enfrentarte al S&P 500, regístrate en El Gauntlet Mini™ aquí y da el primer paso para convertirte en un trader profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

¿Cómo Obtener una Cuenta de Trading Financiada? Conviértete en un Trader Financiado

Media Móvil Exponencial (EMA) Explicada – Estrategias y Consejos

Trading de Contratos de Futuros del Eurodólar – Guía para Principiantes