Earn2Trade Blog
Forwards Contracts

Contratos de Futuros y A Plazo – ¿En Qué Se Diferencian?

Los derivados son instrumentos financieros útiles que pueden tener múltiples propósitos. Los contratos de futuros y los contratos a plazo son las versiones más importantes de estos productos. Los inversores los utilizan para cubrir o multiplicar sus ganancias. Si bien inicialmente puede resultar abrumador comprenderlos, son herramientas increíblemente poderosas. En este artículo, intentaremos reducir ambos conceptos a lo básico. En particular, examinaremos las diferencias entre los dos, que también son bastante importantes.

Con todo eso fuera del camino, echemos un vistazo a qué son los contratos futuros y contratos a plazo y cómo cada uno de estos contratos contiene características únicas.

Tabla de Contenidos:

blog ad es e2t

Entendiendo los Contratos de Futuros y los Contratos A Plazo

Tanto los futuros, como los a plazo, son similares en sus características. Estos derivados requieren que una contraparte compre o venda un activo en una fecha futura. El precio se determina en el momento de la compra del contrato. Tales derivados tienen múltiples aplicaciones. 

Por ejemplo, si un agricultor espera vender su cosecha en 3 meses y espera que los precios bajen, puede vender futuros sobre su cosecha para fijar el precio de venta. Si el precio cae por debajo de la tasa acordada, el agricultor no sale perdiendo, ya que su precio ha sido bloqueado. Esta es una técnica popular a la que los inversores se refieren como cobertura, o hedging. 

Del mismo modo, un inversor puede comprar futuros sobre una acción en lugar del activo subyacente real. Con esta opción, puede obtener exposición a un mayor número de acciones, porque el costo de comprar un futuro sobre una sola acción es menor que comprar directamente la misma acción. 

Invertir en contratos de futuros o en contratos a plazo puede ser arriesgado y las personas deben comprender las implicaciones antes de profundizar en el mercado de derivados. Especialmente las características de apalancamiento. Puedes utilizar estos contratos en diferentes clases de activos como acciones, renta fija, commodities y divisas.

También podría interesarte:

El Contrato de Futuros

Los futuros son contratos estandarizados en los que el inversor tiene que comprar o vender a un precio particular en una fecha futura. Por contrato estandarizado, queremos decir que el precio y la fecha son fijos y no se pueden personalizar en función de las necesidades de un inversor. El número de unidades dentro de un contrato también es un número definido. 

El trading de futuros también se realiza en un exchange. Los inversores necesitan registrar un margen y la cuenta tiene una liquidación diaria. Durante el proceso de liquidación, si la pérdida en la que incurren es alta y el margen cae por debajo de un cierto porcentaje del valor total, entonces el inversor debe volver a financiar la cuenta. Esto es a lo que nos referimos como una “llamada de margen”. 

La mayoría de los inversores consideran que los contratos de futuros son más seguros, ya que pueden utilizar el margen que publican para liquidar las pérdidas en las que puedan incurrir. Carece de flexibilidad porque cada aspecto del contrato está definido. Un inversor no puede elegir ningún activo subyacente, precio o fecha aleatorios para un contrato de futuros. Sin embargo, puedes liquidar un contrato de futuros en una fecha anterior tomando una contraposición debido a la estandarización.

Supongamos que compraste un contrato de futuros para comprar un activo con 30 días para el vencimiento. Alternativamente, puedes comprar otro contrato de futuros para vender el activo en 30 días. Si los precios de ambos contratos son los mismos, entonces no habrá ningún impacto en la posición general y, efectivamente, habrás cerrado tu posición. 

Ejemplo de un Contrato de Futuros

Supongamos que quieres comprar petróleo crudo en un año. Crees que es probable que el precio aumente significativamente desde su nivel actual de $40. Suponemos que el precio de futuros cotizado es de $40 en la Bolsa Mercantil de Chicago. Cada contrato tiene 1,000 barriles como su producto básico subyacente y el monto nocional total es $40,000. Supongamos que tienes que registrar un margen del 30% del monto nominal de $12,000.

Así es como calculamos la ganancia o pérdida para un comprador de un contrato de futuros:

Ganancia = (Precio Spot – Precio Futuro) * número de contratos

Si el precio cae a $39 en la próxima sesión de trading, entonces calculas las ganancias/pérdidas de la siguiente manera:

Ganancia = (39 – 40) * 1,000 = – $1,000

Por lo tanto, el valor en la cuenta de margen de los inversores se reduce de $1,000 dólares a $11,000 dólares. Los inversores deben mantener una cantidad mínima como margen de mantenimiento. Si superan este nivel, deberán volver a agregar fondos a la cuenta. Supongamos que el margen de mantenimiento es de $9,000 y el precio cae aún más a $35.

Ganancia = (35 – 40) * 1,000 = – $5,000

Ahora la cantidad en la cuenta se reduce a ($12,000 – $5,000) o $7,000 y será necesario agregar más capital.

El Contrato A Plazo

Un contrato a plazo (también llamados contratos a plazo) es una versión no estandarizada de un contrato de futuros. Esto significa que las contrapartes de un contrato a plazo pueden decidir sobre el activo subyacente, el precio y el vencimiento del derivado. En un contrato a plazo, no hay exchange para actuar como intermediario entre estas contrapartes. Tampoco es necesario formular contratos sobre un tamaño de lote definido.

Otra característica de un contrato a plazo es que el mark to market no tiene que tener lugar a diario (es decir, no hay liquidación de cuenta a diario, como un contrato de futuros). No hay necesidad de un requisito de margen y existe una mayor posibilidad de que una contraparte incumpla los pagos en la fecha de liquidación.

Ejemplo de un Contrato A Plazo

La liquidación de un contrato a plazo tiene lugar en la fecha de vencimiento, pero la fórmula para calcular el pago neto es en realidad la misma. Digamos que Tom espera que el precio de las acciones de Apple aumente, mientras que Harris cree que el precio bajará. Ambos pueden celebrar un contrato a plazo con un precio de ejercicio de 385 dólares. Ambas contrapartes pueden decidir el número de acciones que consideraría el contrato. Si al vencimiento, el precio de la acción aumenta a $400, entonces la recompensa de la posición larga (Tom en este caso) sería:

Pago a Tom = ($400 – $385) = $15 por acción

Harris, que está en corto con el contrato a plazo, estaría perdiendo $15 y tendría que pagarle a Tom esta cantidad en la fecha acordada.

Diferencia entre Contratos de Futuros y Contratos A Plazo

Es posible que ya tengas una comprensión razonable de las diferencias entre los contratos de futuros y a plazo, según lo que hemos discutido hasta ahora. De igual forma, te las dejamos en la siguiente tabla. 

FuturosA Plazo
Estos son contratos estandarizados y el tamaño del lote y la fecha de vencimiento no se pueden ajustar para cumplir con los requisitos de la persona que va en largo o en cortoEstos contratos se pueden personalizar con respecto al activo subyacente, el tiempo de vencimiento y el tamaño
Los futuros son instrumentos derivados negociados en exchangesLos contratos a plazo son instrumentos extrabursátiles (OTC)
Estos contratos se liquidan diariamente debido a las características del mark to market. La llamada de margen, si la hay, debe cumplirseNo hay valor de mercado asociado con los contratos a plazo
Estos contratos se pueden rescindir fácilmente antes de la fecha de vencimiento tomando una posición de compensación en un mercado que, generalmente, es muy líquidoLa compensación de un contrato a plazo puede resultar difícil, ya que los términos son exclusivos de las contrapartes involucradas. Encontrar una contraparte diferente dispuesta a tomar una posición opuesta no es tan fácil
Dado que se trata de productos negociados en exchanges, el mercado está reguladoLas contrapartes están directamente involucradas y, por lo tanto, no está regulado
La probabilidad de incumplimiento de una contraparte no existe en los futuros y el riesgo es menorEl riesgo de crédito es mayor, ya que las contrapartes se involucran directamente sin ningún intermediario
Estos son menos costosos, debido a que se deben pagar tarifas mínimas a los exchangesLos costos adicionales relacionados con la diligencia debida y la formulación de contratos deben ser asumidos

Ventajas de los Contratos de Futuros vs Contratos A Plazo

Los futuros implican menos riesgo y puedes cancelarlos fácilmente tomando una posición opuesta en el mismo mercado. Al ser un instrumento regulado, ofrece alguna forma de seguridad en términos de volatilidad en el precio de un activo subyacente. No es necesario realizar un escrutinio adicional. Por el contrario, en los contratos a plazo, es necesario establecer la solvencia de la contraparte. Esto hace que los contratos de futuros sean menos costosos de ejecutar en comparación con los contratos a plazo. Todo el proceso para los contratos de futuros también es simple. Puedes hacerlo con relativa facilidad y sin mucha demora.

Ventajas de los Contratos A Plazo vs Contratos de Futuros

Los contratos a plazo, a diferencia de los de futuros, se pueden personalizar. Esta es una de las principales razones por las que muchos prefieren este derivado. Tampoco es necesario publicar ningún margen inicial y no tienen restricciones regulatorias. Los contratos a plazo también son relativamente simples en términos de seguimiento, ya que no hay necesidad de marcar al mercado a diario. La liquidación es en la fecha de vencimiento. No tienes que pensar en el mantenimiento y los requisitos de margen inicial.

¿Quiénes Operan con Contratos de Futuros y Contratos A Plazo?

Podemos clasificarlos en dos categorías según el motivo principal de sus operaciones:

  1. Cobertores: esta clase de compradores quiere reducir el riesgo de fluctuación en el precio de un activo subyacente. Si una empresa depende del petróleo crudo y cree que el precio aumentará bruscamente, puede ir en largo con un contrato de futuros o a plazo. Las ganancias del contrato a plazo/futuros niegan cualquier aumento adicional en el precio del petróleo crudo. Sin embargo, si hay una caída en el precio, la empresa debe pagar el monto diferencial. Entonces, no hay ganancia por una caída en el precio o una pérdida cuando el precio sube. 
  2. Especuladores: su objetivo es amplificar su rendimiento al celebrar el contrato, en lugar de comprar realmente el activo subyacente. Esto sucede porque el inversor no tiene que pagar el valor total del monto nocional, pero puede exponerse a activos de mayor volumen. Si bien pueden aumentar las ganancias potenciales, debemos tener en cuenta que las pérdidas pueden ser enormes si los precios no favorecen a un inversor.

¿Con cuál puedes operar en el día a día y por qué?

Los contratos a plazo, por lo general, tienden a ser de naturaleza especializada y también existen otros costos legales. Estos contratos suelen ser adecuados para grandes empresas. Como individuo, los futuros son los instrumentos con los que se puede operar porque los requisitos son simples. Cualquier individuo que tenga acceso a una cuenta de trading junto con fondos suficientes puede comenzar de inmediato. Dado el alto riesgo que tienen las transacciones de derivados, es aconsejable aprender primero los conceptos básicos.

Preguntas Más Frecuentes

¿Las ganancias de los futuros son mayores que las de a plazo?

Las ganancias dependen del número de unidades dentro de cada contrato junto con la desviación del precio del contrato. Sin tener en cuenta los costos en los que se incurre, la ganancia no depende de si se ha operado con un contrato futuro o un contrato a plazo.

¿Cómo los contratos de futuros y a plazo afectan la inflación?

La demanda de contratos a plazo y de futuros puede hacer que los precios de dichos instrumentos suban. Esto, a su vez, podría generar inflación en el producto básico real.