Earn2Trade Blog
Cómo Funciona la Estandarización en los Mercados de Derivados

¿Cómo Funciona la Estandarización en los Mercados de Derivados?

Los contratos de derivados financieros se encuentran entre los instrumentos más complejos del mundo de las inversiones. Para operarlos con éxito, los participantes del mercado deben conocer los detalles y las particularidades de cada contrato. Los exchanges y brokers han introducido pautas y estructuras unificadas que establecen un estándar de calidad, costos y e información detallada para facilitar la operación de un determinado contrato de derivados. Esta guía explora la estandarización en los mercados de derivados, sus beneficios y lo que significa para los inversores.

blog ad es e2t

¿Qué es la Estandarización de Contratos de Derivados?

La estandarización de los contratos de derivados facilita la ejecución de operaciones o transacciones financieras a través de una estructura de acuerdos. Enumera los procesos detallados necesarios para garantizar la calidad constante de una transacción financiera determinada.

Esto afecta a todos los participantes del mercado en una transacción, incluyendo inversores, administradores de fondos, brokers y más. Todas las partes relevantes deben adherirse a las políticas y pautas de estandarización. Esto ayuda a garantizar la calidad adecuada del instrumento en cuestión.

Básicamente, la estandarización de los contratos de derivados es un conjunto uniforme de pautas. Todas las partes aceptan estas pautas para simplificar la forma en que interactúan entre sí. Por ejemplo, con los contratos de derivados, estas pautas pueden incluir el número de unidades en cada contrato, cómo determinamos el precio cuando las operamos, opciones de entrega y mucho más.

La estandarización se aplica a todas las actividades de trading, incluida la compra y venta de acciones, commodities, futuros, opciones y más. Con el trading de acciones, las prácticas de estandarización son mucho más sencillas. Mientras tanto, los contratos de derivados son esenciales y significativamente más complejos debido a las particularidades de los instrumentos operados y su tipo de liquidación.

¿Cuál es el Beneficio de la Estandarización?

Gracias a la estandarización, los exchanges pueden garantizar que la oferta de un producto sea coherente con otros artículos equivalentes de la misma clase. También garantiza que el contrato de derivados siempre tendrá las mismas características, no importa si lo compras hoy o en un mes.

Además de mantener la consistencia en la calidad, la estandarización de los contratos de derivados también garantiza una mayor liquidez, eficiencia en la ejecución de la operación y reducción de costos.

Además, también aclara la forma en que realizamos las transacciones. De esta forma, cada parte relacionada con una determinada transacción determinada sabrá qué esperar de ella.

En resumen, la estandarización introduce parámetros predefinidos dentro del mercado de derivados que determinan el tamaño del contrato, fechas de entrega, precio, entre otras características.

Ejemplos de Derivados Estandarizados

Los derivados estandarizados también son conocidos como derivados operados en exchange (EDT). Los contratos de derivados estandarizados más comunes son los futuros y las opciones.

El papel de la estandarización en estas clases de activos es unificar y sistematizar la forma en que se ofrecen en el mercado.

Algunos de los derivados estandarizados más operados son:

  • Contrato de futuros del S&P 500 E-Mini (ES) operado en el CME
  • Contrato de futuros de petróleo crudo (CL) operado en el NYMEX
  • Contrato de futuros del Eurodólar (ED) operado en el CME
  • Contrato de futuros de maíz (ZC) operado en el CBOT
  • Contrato de futuros de soja (ZS) operado en el CBOT
  • Contrato de futuros del Gas Natural Henry Hub (NG) operado en el NYMEX

Los contratos de opciones de estos commodities específicos también están entre los más operados en la clase de activos respectiva.

Sin embargo, los futuros y las opciones no son los únicos derivados estandarizados. Los derivados de acciones, índices, inmuebles, tasas de interés y otros instrumentos en los exchanges públicos también están sujetos a este proceso.

Over-The-Counter vs. Derivados Operados en Exchange

Como regla general, todos los derivados operados en exchange están estandarizados. Los derivados over-the-counter (OTC), por otro lado, no lo son.

Los instrumentos operados en mercados públicos deben seguir las pautas de estandarización del exchange en cuestión. Mientras tanto, los derivados OTC no están sujetos a reglas de estandarización estrictas y pueden personalizarse.

Esta característica también es la que define las diferencias entre los dos grupos. Debido a su naturaleza estandarizada, los ETD cuentan con mayor liquidez. Además, reguladores como la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. (SEC) supervisan los activos que operamos en mercados como el Chicago Board Options Exchange (CBOE), el Intercontinental Exchange (ICE) o el New York Mercantile Exchange (NYMEX). Otro beneficio es que las cámaras de compensación (como la CFTC) las garantizan. Este voto de confianza disminuye significativamente los riesgos para los inversores participantes.

Otro factor de distinción es que los derivados estandarizados son adecuados para todo tipo de participantes del mercado. La lista va desde inversores comunes a institucionales, como fondos de pensiones, fondos de cobertura, gestores de inversiones, etc.

¿Cómo funcionan los derivados OTC?

Por el contrario, los derivados over-the-counter son mucho más complejos, lo que puede llevar a los traders a perderse en los detalles del contrato. Si bien la falta de estandarización hace que los activos OTC sean más flexibles y adecuados para la personalización, también introduce más agresividad y complejidad al mercado, que no es exactamente el mejor ambiente para los inversores promedio. Incluso si quisieran, los jugadores más pequeños tendrían dificultades para operar en el mercado extrabursátil (OTC), ya que el mercado en sí está dirigido a inversores institucionales.

Los principales usuarios de los derivados OTC son los inversores más grandes, también llamados ballenas, que operan allí para no desestabilizar el mercado público con sus grandes operaciones o simplemente para negociar mejores condiciones. Aunque las operaciones extrabursátiles (OTC) tienen volúmenes individuales mucho mayores, no son tan frecuentes. La actividad de trading en los mercados no regulados es mucho menos frecuente, lo que los hace menos líquidos. Muchos instrumentos ni siquiera se operan todos los días.

¿Cómo se Estandarizan los Contratos de Futuros?

Tomemos el CME como ejemplo. El exchange tiene términos y especificaciones estandarizados para cada contrato de futuros cotizado y disponible para los traders. Estas especificaciones incluyen la unidad de contrato, cotización, el horario de operación, la fecha de vencimiento, los procedimientos de liquidación, tamaño de lote, la calidad, entre otros detalles esenciales.

Además, los exchanges también tienen pautas que determinan específicamente los instrumentos subyacentes que pueden utilizar para crear contratos de derivados.

La idea de la estandarización de los contratos de futuros es permitir que los inversores se familiaricen fácilmente con todo lo que necesitan saber sobre los instrumentos de interés.

Echemos un vistazo a lo que significan los principios de estandarización para el tamaño de los contratos de futuros, por ejemplo. Gracias a las pautas definidas, cada contrato tiene un tamaño razonable que los inversores más pequeños pueden permitirse.

El tamaño de un contrato de futuros estandarizado depende del instrumento en cuestión. Por ejemplo, con los futuros de maíz (ZC), una sola unidad de contrato equivale a 5.000 bushels. Mientras tanto, con los futuros del Eurodólar (GE), un contrato equivale a la compra de $2.500 x Índice IMM del contrato. Finalmente, con los futuros de petróleo (CL), el tamaño de un único contrato es de 10.000 barriles.

¿Cómo se Estandarizan los Contratos de Opciones?

Los contratos de opciones están estandarizados de acuerdo con las pautas específicas del mercado en el que se operan. Los detalles de la estandarización dependen del tipo de instrumento subyacente. Tome el contrato de opciones de maíz del CME, por ejemplo. La estandarización cubre los detalles del contrato, como la unidad base, la fluctuación del precio mínimo, el horario de negociación, los contratos cotizados, el estilo de ejercicio, el método de liquidación, etc.

Cuando se trata de contratos de opciones, debes saber que hay todo tipo de instrumentos disponibles para ser operados. Las particularidades de la estandarización dependen del mercado que lista los contratos. Por ejemplo, existen opciones de acciones, opciones de bonos, opciones de índices, opciones de divisas, opciones de tipos de interés, opciones de futuros e incluso opciones meteorológicas.

Ahora veamos un ejemplo de cómo la estandarización cubre el tamaño del contrato de opciones de acciones. Según las leyes de estandarización convencionales para los contratos de opciones sobre acciones, un solo contrato generalmente representa 100 acciones de la empresa en cuestión. El inversor debe pagar una prima por cada contrato operado.

Supongamos que tienes la intención de comprar un contrato de opciones con una prima de $0,50 por contrato. En este caso, un único contrato de opciones costaría $0,50 x 100 acciones = $50.

Otros Derivados Estandarizados

El derivado estandarizado más popular, además de las opciones y los futuros, son los swaps. Los swaps son contratos que permiten el intercambio de flujos de efectivo entre dos partes. Cada parte intercambia su flujo de efectivo de sus instrumentos financieros por el flujo de efectivo de la otra parte cuando los términos se adaptan mejor a su estrategia de inversión.

Este tipo de acuerdo permite a los inversores garantizar el intercambio de los flujos de efectivo que les interesan por otros flujos que ya no quieren mantener.

Existen diferentes tipos de swaps: los swaps de tasas de interés, los de divisas y los de commodities. Algunos mercados también permiten el intercambio de swaps de bonos y swaps de futuros.

La estandarización de los swaps define diversas particularidades del contrato, incluyendo la unidad de contrato, el horario de operación, la fluctuación mínima del precio, procedimientos de liquidación, procedimiento de entrega, entre otros. Estos parámetros detallan el intercambio de flujos de efectivo, lo que hace que el procedimiento de trading de swap sea mucho más transparente y menos arriesgado.

Consideraciones Finales

La estandarización es un mecanismo excelente para ayudar a los participantes del mercado a navegar mejor por el mercado de derivados. Les garantiza más liquidez y transparencia a la hora de operar. Gracias a la información de precios de mercado, los inversores pueden predecir mejor el resultado de sus posiciones. En consecuencia, pueden construir estrategias de gestión de riesgos más resistentes. La estandarización también ayuda a los exchanges a garantizar un entorno de mercado más saludable y que sea igualmente acogedor para los inversores convencionales.

Por otro lado, los derivados OTC pueden ser negociados y personalizados de acuerdo con las necesidades de cada una de las partes involucradas en la transacción. Sin embargo, el mercado OTC es más riesgoso y, por lo general, solo está disponible para inversores con una cantidad sustancial de capital. Por lo tanto, si eres un inversor principiante y estás interesado en los derivados, intenta centrarte en los instrumentos operados en exchange, que, además de ser más líquidos, la estandarización estará ahí para proteger tus intereses.