Earn2Trade Blog
Estrategia de Martingale

Estrategia de Martingale

Mucho se ha escrito sobre la infame estrategia de martingale, especialmente por personas que intentan impresionar a los traders novatos. A primera vista, parece una estrategia intuitiva que promete un rendimiento potencialmente alto. Sin embargo, ¿realmente debería generar tantas expectativas o es simplemente otro truco sin fundamento?

blog ad es e2t

¿Qué Es la Estrategia de Martingale?

En términos simples, la martingale es una estrategia de apuestas en la que duplicas tu apuesta después de cada pérdida. ¿Sabes cuando la gente dice “doble o nada” al apostar? De esto se trata básicamente la estrategia de martingale.

La idea aquí es tener la capacidad de soportar pérdidas sabiendo que la primera ganancia puede anular las pérdidas anteriores y, al mismo tiempo, darte una buena ganancia. Esa es la teoría detrás de ella.

Supongamos que lanzamos una moneda. Hay una probabilidad del 50/50 de que caiga en cara o sello. Si apuestas $10 a que cae sello, pero luego cae cara, pierdes $10. En este momento lanzas la moneda de nuevo, esta vez doblando la apuesta a $20. Si pierdes de nuevo, tu pérdida se duplica a $40.

Cuando finalmente ganes, el dinero que obtuviste debería ser suficiente para recuperar todas las pérdidas anteriores y para obtener una ganancia. Después de tu primera ganancia, puedes irte con lo que tienes o volver a apostar, comenzando con una cantidad mínima.

Ejemplo

ApuestaResultadoGanancia/PérdidaSaldo Corriente
$10Pérdida($10)-$10
$20Pérdida($20)-$30
$40Pérdida($40)-$70
$80Pérdida($80)-$150
$160Ganancia$160+$10
$10Ganancia$10+$20
Estrategia de Martingale — 4 pérdidas seguidas

Las primeras cuatro veces que lanzaste la moneda te hicieron perder un total de $150 porque estabas duplicando la apuesta después de cada pérdida. Sin embargo, en el quinto lanzamiento, ganaste $160, que es suficiente para cubrir tu pérdida de $150 y obtener una ganancia de $10.

Si reinicias la estrategia y vuelves a apostar $10 en el próximo lanzamiento y ganas, obtienes otra ganancia de $10. Si pierdes, simplemente lo duplicarás nuevamente hasta que ganes.

Suena fácil, ¿no es cierto?

En teoría, podrías seguir doblando la apuesta durante los próximos 25 lanzamientos y perder los primeros 24 lanzamientos (la probabilidad de que eso suceda es baja). Pero en el lanzamiento ganador, obtendrás más que suficiente para cubrir tus pérdidas y obtener algo como parte de tus ganancias netas.

Historia y Origen en Juegos de Azar

Debido a que se basa en apuestas y probabilidades, no es sorprendente que la estrategia de martingale haya echado allí sus raíces. Hay dos escuelas primarias de pensamiento sobre cómo llegó a ser lo que es.

Muchos creen que se originó en la Francia del siglo XVII o XVIII, como la mayoría de las tradiciones de apuestas modernas. En ese momento, el juego estaba a la orden del día, la clase alta jugaba con más dinero que sentido común, mientras que la clase baja jugaba lo que tenía para poder vivir.

Debido a que la situación se estaba saliendo de control, varios académicos comenzaron a buscar la ciencia detrás de la probabilidad de varios juegos. Entre estos estudiosos, al matemático francés Paul Pierre Levy se le atribuye haber hecho de la estrategia de martingale un método popular para las apuestas rentables.

La segunda escuela de pensamiento cree que la estrategia lleva el nombre de John Henry Martindale, propietario de un casino en Londres. Se decía que John animaba a los jugadores de su casino a duplicar sus apuestas, ya que las matemáticas demostraban que tenían la garantía de recuperar su dinero obteniendo una pequeña ganancia adicional.

Como para demostrar su punto y hacer que la martingale sea aún más popular, un famoso jugador conocido como Charles De Ville Wells utilizó la estrategia para convertir 4.000 francos en más de 1.000.000 de francos en Montecarlo. Tuvo tanto éxito que inspiró la canción de 1891 “The man who broke the bank at Monte Carlo”.

La estrategia de martingale se volvió ampliamente utilizada en la ruleta, ya que se trata de apostar al negro o al rojo (probabilidad del 50/50). Esa es una de las razones por las que se agregaron el 0 y el 00 a la rueda de la ruleta, ya que se introdujeron más resultados posibles además del negro y el rojo.

Crítica de la Estrategia de Martingale

Es bastante obvio cuál sería la principal crítica a la estrategia de martingale: necesitas un capital infinito para seguir doblando tus apuestas tras cada pérdida. ¿Qué pasa si tienes una racha de pérdidas excepcionalmente larga y te quedas sin efectivo antes de tu primera ganancia?

Recuerda que el tamaño de la apuesta sigue creciendo a proporciones enormes después de las apuestas iniciales. Cuando esa racha perdedora continúa durante demasiado tiempo, es posible que tengas que tomar tus pérdidas compuestas y hacer una salida apresurada antes de tener la oportunidad de recuperar tus pérdidas.

Si realmente lo piensas, la relación riesgo-recompensa tampoco es tan favorable. Ya sea apostando en el casino u operando valores, nadie quiere perder. Entonces, si bien, en teoría, la estrategia de martingale parece infalible, la realidad es que acelerar tus pérdidas con la esperanza de obtener una ganancia reducida igual al tamaño de tu apuesta inicial no solo es poco práctico, sino francamente peligroso.

Por último, la estrategia no tiene en cuenta otros costos que pueden estar asociados con la apuesta. Estos costos adicionales pueden sumarse a tus pérdidas y convertirse rápidamente en un riesgo importante que no puedes mantener.

¿Puedes Usar la Estrategia de Martingale para Operar?

En teoría, sí. Después de todo, en el trading, básicamente estás “apostando” en qué dirección se moverá el precio del valor: hacia arriba o hacia abajo. La pregunta más apropiada es: “¿deberías utilizar la estrategia de martingale para operar?”

Antes de responder a esa pregunta, echemos un vistazo a cómo esta estrategia podría funcionar incluso en el trading.

Hay dos resultados posibles para cada operación: ganancias y pérdidas. En igualdad de condiciones, ambos tienen las mismas probabilidades. Por ejemplo, nombremos estos resultados X y Z. Ahora, supongamos que ingresas a una operación por $50 con la esperanza de obtener el resultado X, pero terminas con el resultado Z. La relación riesgo-recompensa aquí es de 1:1.

Luego ingresas a la siguiente operación con $100, nuevamente esperando el resultado X, pero aún así terminas con el resultado Z. Ahora has perdido $150 en tus dos primeras operaciones. Tu próxima operación será de $200 y, si aún obtienes el resultado Z, colocas otra operación de $400 y así sucesivamente.

Con el tiempo, el mercado debería volverse a tu favor y tus ganancias por obtener el resultado X excederán todas tus pérdidas anteriores y, al mismo tiempo, te brindarán una ganancia equivalente al monto de tu operación inicial (en este caso, $50).

Paso a Paso

Si tuvieras acceso a un capital de trading enorme, estos son los pasos que deberías dar para lograr ese resultado:

  1. Elige el valor para operar y el marco de tiempo
  2. Determina el tamaño básico de posición
  3. Coloca tu orden de compra o venta
  4. Establece niveles fijos de stop-loss y take profit
  5. Ganarás o perderás cuando se active el stop-loss o el take-profit

Si ganas, vuelves al paso 3 y abres una nueva operación. Si perdiste, duplica tu posición y comienza de nuevo en el paso 3. Con una gran cantidad de capital a tu disposición, eventualmente deberías obtener una ganancia.

Puedes ver de inmediato el supuesto atractivo de la estrategia. Por un lado, te proporciona un resultado hipotético predecible en condiciones específicas. En teoría, incluso podrías obtener un aumento incremental de las ganancias si lo haces bien.

En segundo lugar, con la estrategia de martingale, no tienes que intentar predecir la dirección del precio o las tendencias del mercado, ya que tienes garantizado una ganancia por cada operación exitosa. ¿Podría esto ser útil en mercados altamente volátiles?

Usando la Estrategia de Martingale en el Mercado de Acciones

En principio, la estrategia de martingale se utiliza para situaciones en las que existe una probabilidad del 50/50 de ganar o perder. Como bien sabes, el mercado de valores o cualquier mercado financiero para el caso nunca puede reducirse claramente a unos pocos números de probabilidad fáciles. Nunca es tan simple como lanzar una moneda o apostar en una ruleta.

Por esa razón, si quieres considerar la posibilidad de utilizar la estrategia de martingale en el mercado de valores, primero hay que modificarla un poco. Veamos un ejemplo.

Supongamos que hiciste una compra de acciones por un valor de $1,000 a $10 por acción. Durante los próximos días, el precio de las acciones cae un 50%, por lo que compras más acciones, esta vez con $2,000 a $5 por acción. Suponiendo que el precio de las acciones cae un 50% desde ese punto, haces otra compra de $4000 a $2,50.

$1000 + $2000 + $4000 = $7000 monto total invertido

100 + 400 + 1600 = 2100 acciones compradas en total

El costo promedio por acción es de 7000/2100 = $3.33

En este punto, puedes salir con éxito de la operación y obtener ganancias una vez que el precio alcance $3.81 – 2100 x $3.81 = $8,001

$8,001 – $7000 = $1001 (tu monto original invertido + $1,001 de ganancia)

Cualquier precio superior a $3.33 significa una pequeña ganancia en tu operación.

Por supuesto, solo para reiterar una vez más, todo esto es hipotético. Estas situaciones casi nunca se desarrollan exactamente como las imaginamos. Además, no hay garantía de que el precio de las acciones vuelva a subir inmediatamente por encima del precio medio después de iniciar la tercera posición.

Si el precio de las acciones sigue cayendo y tú sigues duplicando tu inversión, podrías llegar al punto en que no te queda nada para invertir. Por lo tanto, te verás obligado a salir de la operación con un montón de pérdidas compuestas.

La Estrategia de Martingale y Forex

Al igual que el mercado de valores, no suele haber un resultado binario rígido en el trading de forex. Sí, todavía hay dos posibles resultados principales, pero la operación suele cerrarse con una cantidad variable de ganancias o pérdidas.

En cualquier caso, el principio detrás de la estrategia de martingale sigue siendo el mismo. Aquí, simplemente debes definir tu objetivo de ganancias y el umbral de stop-loss en función de un cierto número de pips. Además, lo que estás duplicando en este caso son los tamaños de tus lotes.

Quizás la estrategia de martingale podría funcionar ligeramente mejor en el trading de forex porque duplicar el tamaño de tus lotes efectivamente reduce tu precio de entrada promedio. Además, con el trading de divisas, las tendencias pueden durar mucho tiempo y, hasta que termine, la tendencia es tu amiga.

Ejemplo

TasaOrdenTamaño de LoteEntrada
1.2500Buy 11.2500
1.2480Buy21.2480
1.2460Buy 41.2460
1.2440Buy81.2440
1.2420Buy161.2420
1.2438Sell161.2438

Supongamos que tu objetivo de ganancias y niveles de stop-loss se establecen en 20 pips. Entonces, para la primera operación, el trader compra un lote a 1.2500. El par de divisas pierde 20 pips hasta 1,2480. Esto activa el stop-loss, pero en lugar de salir de la posición, el trader compra dos lotes más a 1,2480 por lote. La entrada promedio ahora es 1.2490 – 1.2500 + 12480/2.

En este punto, aunque la pérdida no realizada no ha cambiado, el trader ahora solo necesita que la tasa suba 10 pips para alcanzar el punto de equilibrio. Al duplicar el tamaño del lote, el trader reduce la cantidad relativa que necesita para recuperar las pérdidas no realizadas.

En la quinta operación, la ganancia obtenida cubre todas las pérdidas sufridas en las cuatro operaciones anteriores. Un sistema automatizado de trading de forex puede cerrar estas operaciones una vez que se obtienen las ganancias o mantener el par de divisas en previsión de mayores ganancias.

Otra razón de la popularidad de la estrategia de martingale en forex es que, a diferencia de las acciones, existe una probabilidad mucho menor de que el valor de la moneda caiga hasta cero. Sí, puede haber algunos cambios bruscos, pero rara vez el valor llegará a cero.

Como tal, los traders pueden seguir doblando su apuesta, un poco más seguros asumiendo que el mercado eventualmente se volverá a su favor, dándoles más oportunidades de recuperar todas sus pérdidas con solo una victoria.

Desventajas y Riesgos

A pesar de presentarse como una estrategia de trading matemáticamente sólida, la realidad es que los riesgos potenciales de la martingale superan con creces las posibles recompensas. Este es el por qué:

  • Necesitarás una cantidad infinita de capital, que, de manera realista, no es algo a lo que el trader promedio (o posiblemente ni siquiera el mejor trader del mundo) tenga acceso. Puedes quedarte sin fondos antes de que el mercado se vuelva a tu favor. Allí te verás obligado a salir de la operación con pérdidas desastrosas.
  • La estrategia de martingale se basa en una versión binaria de probabilidades iguales. Sin embargo, en el trading de acciones o de divisas, las probabilidades de cada operación se ven influenciadas por innumerables factores. Como tal, nunca cumplen del todo la configuración ideal para el trading de martingale.
  • También existe un problema potencialmente enorme cuando se opera con apalancamiento. Incluso los pequeños movimientos de precios en contra de tu posición pueden resultar en grandes pérdidas. En tales casos, toda tu cuenta de trading podría desaparecer después de tres o cuatro pérdidas consecutivas.
  • No tiene mucho sentido gastar cantidades cada vez mayores de tu capital de trading para obtener una ganancia equivalente a tu posición inicial. Para obtener una ganancia razonable, el tamaño de tu posición inicial debería ser enorme. Sin embargo, eso significaría que las cantidades por las que doblas la apuesta también serán inmensas.
  • La estrategia no tiene en cuenta los costos de transacción que vienen con cada operación realizada. Esto significa que estás perdiendo más cada vez que doblas la apuesta.
  • Tu plataforma de trading puede imponer límites a la cantidad de veces que puedes colocar una operación, así como al tamaño de la operación. Esto significa que el trader no tiene un número ilimitado de posibilidades de duplicar su posición. Si el mercado no se vuelve a tu favor dentro de las posibilidades limitadas establecidas por la plataforma, entonces han sufrido grandes pérdidas sin posibilidad de recuperación, y mucho menos de ganancias.

Estrategia Anti-Martingale

Como su nombre lo indica, la estrategia anti-martingale consiste en duplicar el tamaño de la posición cuando ganas dinero con una operación. Los traders hacen esto con la esperanza de que el precio del valor o de la divisa continúe subiendo.

El escenario ideal hipotético para esta estrategia sería un mercado alcista establecido. En teoría, también podría funcionar bien en el momentum trading ya que, con más compradores en el mercado, el precio del valor sigue subiendo.

La principal ventaja prometida por la estrategia de trading anti-martingale es que puedes obtener más ganancias duplicando la cantidad que estás invirtiendo por operación. Además, el riesgo se minimiza durante condiciones desfavorables, ya que el volumen de operaciones no aumenta cuando baja el precio de mercado.

Dicho esto, si hay una racha de pérdidas prolongada en el mercado, entonces no obtendrás ninguna ganancia porque las posiciones de ganancias y pérdidas se alternarán. Deberás determinar tus puntos de entrada y salida con precisión para que las pérdidas no cubran las ganancias obtenidas.

Consideraciones Finales

Tu éxito como trader se reduce principalmente a la eficacia de tu estrategia. Existen infinitas estrategias de trading. Por ello, hoy es más importante que nunca comprender sus respectivas ventajas y desventajas, para que sepas si vale la pena implementarla.

En el caso de la estrategia de martingale, las desventajas superan cualquier posible beneficio. Y es que, el éxito de esta estrategia depende principalmente de la suerte y acceso a un capital infinito.

Es más importante mencionar que, no aumenta las probabilidades de que realmente tengas éxito con tu operación. En cambio, retrasa tus pérdidas con la esperanza de que obtengas una ganancia antes de que tu dinero se agote. Tus expectativas de ganancias solo aumentan de manera lineal, mientras que tu exposición al riesgo aumenta exponencialmente.