es
en
pt

Blog

Guías de trading, seminarios web e historias

Evitando Pérdidas en el Trading de Futuros – Parte 1

Evitando Prejuízos na Negociação de Futuros
F T L
2 minutos de lectura

Tomemos un minuto para examinar dos situaciones.

Escenario 1:
Echas un vistazo cercano, por un momento, al gráfico de futuros del S&P y decides abrir un contrato de 3 posiciones largas. El precio se va arriba por 6 ticks, tal y como lo predijiste y, felizmente, ves tu posición acercarse a tu orden límite. Esta operación duró solo 20 minutos, con una ganancia de 18 ticks, o bien, $225. Te sientes bien, ya que estabas en lo correcto y por las ganancias obtenidas.

Escenario 2:
Estudias el gráfico de futuros del S&P y abres un contrato de 3 posiciones largas, al igual que en el escenario 1. El precio cae 6 ticks en tu contra. Observas cómo se dispara tu stop loss y comienzas a sentirte mal por perder $225 en 20 minutos.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre estos dos escenarios? El beneficio en el primero es igual a la pérdida en el siguiente. Se podría decir que la primera operación tiene de bueno lo que la segunda tiene de malo. Esto tiene sentido, intuitivamente.

Ahora, para cambiar la comparación, imagina que al comienzo del Escenario 2 usas tu análisis e instintos para evitar ingresar a la operación en el último segundo. ¿Cuál es la diferencia ahora? Has ganado $225 en el Escenario 1 y evitaste perder $225 en el Escenario 2. Estos son resultados equivalentes en términos de dólares. Sin embargo, el beneficio se trata con más cariño. Hay un truco de la mente en juego: el cerebro humano nota mejor los patrones en acción que en inacción.

Para aumentar aún más la comparación, ahora supongamos que esta es la primera operación del día. Ganar en tu primera operación se siente bien, pero existe la posibilidad de volverte demasiado confiado y esto podría hacer que pierdas en tus siguientes operaciones. Compara eso con comenzar evitando una mala operación. Es posible que ni siquiera verifiques qué hubiera sucedido con la misma, y probablemente permanecerás con una mentalidad neutral y relativamente saludable. Si hubieras llevado a cabo la mala operación, eso sería mucho peor que estar demasiado confiado o neutral. Comenzar con una mala operación puede arruinar por completo ese día si te dejas llevar por tus emociones.

El punto aquí es que, cuando te salvas de una mala operación de futuros, puede ser aún más beneficioso que ganar una operación de la misma cantidad. Esto se debe a que te ahorra los dolores de cabeza mentales y emocionales que, con frecuencia, conducen a las peores operaciones.

Muy bien, ahora que todos tenemos claro que evitar las malas transacciones es lo mejor para nosotros, ¿qué hacemos al respecto?

Hay dos objetivos principales que debes tener en cuenta para reducir la cantidad que pierdes en las operaciones. La semana que viene nos enfocaremos en ellos.

Artículos relacionados

Tasas de Interés Británicas

El Nacimiento de los Fondos Indexados

La Ruta de la Seda