Earn2Trade Blog
Futuros de Cebolla

Futuros de Cebolla

Vincent Kosuga era un granjero de Nueva York que tenía una granja de 5,000 acres. Cultivó cebollas y algunas otras verduras, pero las cebollas son las verdaderas protagonistas de esta historia.

Vincent se involucró en los mercados de commodities, operando con trigo y perdiendo su participación. Le prometió a su esposa que no operaría más, sino que se dedicaría a operar únicamente con lo que sabía: cebollas. Las cebollas eran el commodity más negociado en el Chicago Mercantile Exchange ese momento, representando el 20% de las transacciones en 1955. Esto se debe, en parte, al hecho de que las cebollas tienen una capacidad de almacenamiento limitada, por lo que su precio fluctuaría más que el de la mayoría de los otros commodities. Esto significaba un mayor potencial de ganancias.

También podría interesarte:

Kosuga era amigo de Sam Siegel, quien también operaba con cebollas y tenía una empresa de productos agrícolas. Juntos decidieron que con su dinero y capacidad de almacenamiento, podrían acaparar el mercado de los Futuros de Cebollas.

blog ad es e2t

Acaparando el Mercado de Futuros de Cebollas

Para el otoño de 1955 tenían 30 millones de libras de cebollas en Chicago, el 98% del mercado. Los dos amenazaron a los productores, diciéndoles que compraran sus cebollas o inundarían el mercado. Esto hizo subir algunos precios y Vincent y Sam les compraron contratos en corto.

Además de esto, enviaron las cebollas para que las limpiaran y así evitar que se estropearan. Cuando las grandes cargas regresaron a Chicago, esto dio a los traders la falsa impresión de un suministro adicional que bajó los precios. Inundaron el mercado con cebollas, para el disgusto de los productores. Estas acciones llevaron los precios de $2,75 a 10 centavos por bolsa de 50 libras. Sam y Vincent obtuvieron enormes ganancias operando en corto.

Esto hizo que el gobierno aprobara la Ley de Futuros de Cebolla, la cual los prohibía, a pesar de las protestas de los traders. Hasta el día de hoy es ilegal operar con futuros de cebolla. Cuando comas unos aros de cebolla crujientes, puedes agradecer a estos traders infames, ya que los precios serán los mismos la próxima vez.