Earn2Trade Blog
Gestión de Riesgos en el Trading

Gestión de Riesgos en el Trading – Las Mejores Estrategias para Ayudar a Reducir las Pérdidas

El trading es un juego de riesgo y retornos (rentabilidad). El equilibrio entre ellos define tu estilo de trading y tus posibilidades de tener éxito. Aquí es también donde radica el principal problema. La primera pregunta en la mente de un trader principiante es cuánto puedo ganar en esta operación. Esa no es la actitud correcta. Siempre debería ser, ¿cuánto puedo perder? La gestión de riesgos en el trading ayuda a maximizar tus posibles ganancias, mientras que al mismo tiempo minimizas tus posibles pérdidas.

En esta guía, descubriremos qué es la gestión de riesgos en el trading y cómo puede ayudarte a crecer en tu carrera como trader profesional. Por último, repasaremos las mejores herramientas para este propósito. ¡Empecemos!

blog ad es e2t

¿Qué Es la Gestión de Riesgos en el Trading?

La gestión de riesgos en el trading es una estrategia general para minimizar tus pérdidas y proteger el capital de tu cuenta de trading. Es una herramienta invaluable en el arsenal de cualquier trader exitoso y la base para construir un plan exitoso para operar. También es fundamental para todos los fondos de cobertura, las empresas de trading o los inversores a gran escala.

La gestión de riesgos es básicamente un punto de vista que considera todo lo que puede salir mal durante el trading. Analiza qué puede hacer que tu capital sea vulnerable a pérdidas. Te indica cómo proceder en cada situación para proteger mejor tus activos.

Si el trading es una casa, la gestión de riesgos es su base. Define qué tan exitosa será tu estrategia de trading. Esto te ayuda a determinar si podrás sobrevivir al entorno competitivo de los mercados financieros actuales.

La gestión de riesgos en el trading no se encarga solo de las pérdidas. También define el objetivo de ganancias razonable al que debes aspirar sin preocuparte por la estabilidad de tu portafolio.

También es esencial para los participantes del mercado que buscan invertir en un fondo en particular, por ejemplo. Entre las principales herramientas que les ayudan a encontrar la oportunidad de inversión óptima se encuentra el Ratio de Sharpe. Esto ayuda a los inversores a comprender los retornos que ofrece una inversión en comparación con los riesgos que se corren y a determinar qué tan efectiva es la estrategia de gestión de riesgos del fondo.

Se prefiere un Ratio de Sharpe alto, ya que eso significa que el fondo ha logrado obtener buenos retornos sin correr demasiados riesgos.

¿Por Qué es Importante la Gestión de Riesgos en el Trading?

La gestión de riesgos es importantes porque conocer cuándo operar y cuándo cerrar tus posiciones determinará tu éxito a largo plazo.

Muchos traders parten de la idea de que las ganancias son más importantes que las pérdidas. Alternativamente, si tus ganancias exceden el número de tus pérdidas, no importa cuán grandes sean, tendrás éxito.

Sin embargo, por sí solo, esto no es viable a largo plazo. Si observas los ejemplos más exitosos del mundo del trading y la inversión, son las personas y las instituciones las que alcanzaron el nivel en el que se encuentran al considerar cuidadosamente sus opciones y solo abrir una operación en la oportunidad correcta.

Este tipo de logro puede requerir varios años o incluso décadas. Siempre hay que recordar que los mercados financieros son de naturaleza cíclica, es decir, que los traders que tienen un historial de rentabilidad sostenible han superado con éxito mercados bajistas o crisis.

Esto significa que pueden preservar su capital en períodos de volatilidad, desestabilización del mercado, crisis políticas y económicas y otros eventos potencialmente dañinos.

Ejemplo

Supongamos que tenemos dos traders llamados Joe y Bill. Ambos terminan el día de trading con una ganancia de $100. Joe logró obtenerla con solo dos operaciones altamente rentables. Bill lo hizo a través de 20 operaciones. ¿Quién crees que tiene una mejor estrategia de gestión de riesgos?

La respuesta en la mayoría de los casos es Bill. La razón es que su objetivo es ganar menos dinero, con mayor facilidad y arriesgando menos. Joe, por otro lado, es más arriesgado. Podría lograr ganar $100 en solo dos operaciones, pero también podría perder la misma cantidad o más la próxima vez si las cosas no salen como él quiere. La conclusión es que la estrategia de Bill es más sostenible y predecible.

Un punto clave para ser un trader exitoso es la capacidad de estimar y controlar el riesgo. Si logras hacer eso, podrás desarrollar una estrategia que ofrezca retornos relativamente consistentes y que sea resistente a las interrupciones del mercado.

Sin una estrategia adecuada de gestión de riesgos, un trader de retail básicamente está llevando un cuchillo a un tiroteo. Tiene todas las de perder.

¿Cómo Gestionar los Riesgos en el Trading?

La mejor manera de administrar el riesgo en el trading es identificar tantos factores de riesgo como sea posible que puedan afectar la salud de tu portafolio antes de comenzar a operar.

Esto no se puede exagerar. Al marcar todas las posibles amenazas que pueden afectar tus inversiones, estarás preparado para la mayor parte de lo que podría salir mal y desarrollarás un plan de respaldo. Saber cómo reaccionar en estas situaciones te ayudará a mantener la calma y a controlar tus emociones incluso bajo la presión del momento. Te dará la confianza de saber que tu estrategia se basa en información bien investigada y probada.

Ilustremos esto con otro ejemplo. Supongamos que eres un trader de futuros que quiere especializarse en commodities de energía. Para sentar las bases de tu estrategia de gestión de riesgos en el trading, considerarás varios factores que afectan el precio. Algunos de ellos son:

  • Detalles del mercado: piensa en la estacionalidad que podría aumentar la demanda durante el invierno o disminuirla durante el verano.
  • Riesgo político: descubre dónde se producen estos commodities y quiénes son los mayores consumidores. Ten cuidado con las restricciones internacionales o los acuerdos de importación/exportación que puedan perturbar el mercado.
  • Factores de trading intradía: descubre cómo se comportan estos commodities cuando los mercados líderes están abiertos y cerrados. Estudia su reacción a las noticias que salen de la noche a la mañana para saber qué esperar cuando se abran los mercados.
  • Tendencias en mercados competidores: si estás operando futuros de combustibles fósiles como el petróleo crudo (CL), debes estar atento al mercado de las energías renovables. Cualquier cosa que suceda allí impacta el precio de los commodities de energía convencionales.
  • Cisnes negros: aunque no puedes estar preparado para estos eventos, es útil que aprendas cómo se ha comportado el mercado que te interesa en el pasado en situaciones como la pandemia de COVID-19, un derrame de petróleo en algún lugar del mundo, etc.

Por supuesto, hay muchos otros factores que debes tener en cuenta y para los que debes prepararte, pero este es un buen comienzo. Asegúrate de ampliar esta lista con todos los riesgos y amenazas conocidas que podrían afectar el precio del activo que te interesa.

Una vez que hayas terminado con este paso, es hora de ser más práctico y aprender a…

Planifica Tus Operaciones

Una estrategia de trading para los participantes del mercado financiero es equivalente al entrenamiento para los atletas y los ensayos para los músicos y actores. Los traders exitosos nunca subestiman este paso.

Muchos principiantes son impacientes y quieren comenzar a operar lo antes posible. Esta es una receta desastrosa. Ten en cuenta que si no tienes la preparación adecuada, saldrás del mercado a la misma velocidad con la que entraste.

Dedica todo el tiempo que sea necesario para planificar tus operaciones y confiar en tu estrategia. Pruébala primero a través del paper trading para validar sus debilidades y abordarlas sin arriesgar capital real.

“Cada batalla se gana antes de haberla peleado”.

– Sun Tzu

La frase “plan the trade and trade tha plan”, o bien, planifica la operación y opera de acuerdo con tu plan, básicamente resume lo que la mayoría de los principiantes deberían hacer. Aunque se explica por sí misma, no es tan fácil de aplicar en la vida real.

Primero, piensa en tu estilo de trading y determina con qué frecuencia vas a operar. Define si harás un par de operaciones por día o una sola por semana, por ejemplo. Esto es algo esencial porque determinará cómo funcionará tu estrategia, o si realmente lo hará, y qué factores de gestión de riesgos debes tener en consideración.

Además, debes encontrar un bróker que sea adecuado para tu estilo y necesidades en el trading. Si eres un trader intradía, buscarás un bróker con tarifas bajas para operar. Si eres un inversor en activos alternativos, deberías buscar un bróker con un amplio conjunto de ofertas de productos exóticos. Si eres un principiante con capital limitado, es posible que desees comenzar con un proveedor de servicios que ofrezca oportunidades de inversión sin comisiones. Los traders más exigentes buscarán brókeres con plataformas de renombre y funciones de análisis de excelente calidad.

Once you are ready to go, make sure to plan your profit targets and the rules, your strategy should abide by. Alternatively, come up with a plan – when, where, what, and how to trade. The rules you come up with will be the cornerstones of your strategy.Una vez que esté listo para comenzar, asegúrese de planificar sus objetivos de ganancias y las reglas, su estrategia debe cumplir. Alternativamente, elabore un plan: cuándo, dónde, qué y cómo operar. Las reglas que se te ocurran serán las piedras angulares de tu estrategia.

La Regla del 1%

La regla del uno por ciento sugiere que nunca debes invertir más del 1% de tu capital en una sola operación. Te asegura que estás realizando operaciones razonables sin asumir demasiado riesgo mientras buscas obtener grandes ganancias.

“Esa operación con algodón fue un factor decisivo para mí. Fue en ese momento que dije: “Sr. Estúpido, ¿por qué arriesgarlo todo en una sola operación? ¿Por qué no hacer de tu vida una búsqueda de la felicidad en lugar de buscar dolor?”

Paul Tudor Jones

Aunque esta idea suena razonable, te sorprendería saber cuántos traders no la cumplen. La razón es que, solemos detectar una oportunidad que parece lucrativa y tratamos de aprovechar el posible retorno que vamos a obtener. Sin embargo, podría tomar solo una instancia para que el mercado demuestre que estamos equivocados. Por eso es crucial recordar la importancia de la regla del uno por ciento.

La regla del uno por ciento se encuentra entre las reglas más populares y ampliamente practicadas por traders principiantes y personas con capital limitado. Promueve el autocontrol y la buena gestión de riesgos.

Tamaño de la posición

De acuerdo con la regla del uno por ciento, si tienes $1,000 en tu cuenta, no debes colocar más de $10 por posición.

La clave para ser rentable al aplicar la regla del uno por ciento está en el número de operaciones ganadoras y no en su cantidad individual. Por ejemplo, intenta hacer 5 operaciones ganadoras en las que arriesgas el 1% en cada posición, en lugar de una única operación ganadora, en la que arriesgas el 5% de tu capital. A largo plazo, esto te ofrece más posibilidades de obtener ganancias y de evitar pérdidas sustanciales.

Algunos traders modifican esta regla aumentando su límite máximo al 2%. Sin embargo, esto, generalmente, no es aconsejable si eres principiante o si eres un trader que aún está construyendo y probando su estrategia de gestión de riesgos.

La idea del tamaño de la posición es simple: nunca arriesgues demasiado capital en una sola operación.

Usa Órdenes Stop-Loss

Algunos traders comparan los stop-loss limits con tener un chaleco salvavidas o una red de seguridad. La idea es que cuando establezcas un límite de stop-loss, controles la cantidad que podrías perder en cualquier operación.

Un stop-loss se aplica a través de órdenes específicas que colocan un mecanismo que venderá tus activos una vez que alcancen un precio particular. Si el precio del instrumento permanece por encima de ese límite, el stop-loss no se activará y tu posición permanecerá abierta.

A través de los stop-losses, los traders pueden cerrar posiciones automáticamente cuando el mercado cambia de dirección. De esta manera, pueden evitar perder más de lo que están dispuestos a perder. Al incorporar órdenes de stop-loss en tu estrategia de trading, garantizas tu tranquilidad incluso si no puedes monitorear el mercado 24/7.

Para aprovechar las órdenes de stop-loss, debes definir a qué precio te gustaría vender y cuánto estás dispuesto a perder antes de cerrar tu posición para evitar una mayor pérdida de capital.

Una orden de stop-loss beneficia a todos los participantes del mercado, desde los scalpers hasta los day traders e inversores a largo plazo. Al mitigar las pérdidas, ayuda a protegerse contra la alta volatilidad, eventos de cisne negro y caídas del mercado como consecuencia de noticias y otros escenarios impredecibles.

Sin embargo, también se pueden utilizar para asegurar ganancias. Esto es especialmente importante cuando se trata de un trailing drawdown. En ese caso, las ganancias no realizadas podrían convertirse en un pasivo. Con eso en mente, pasemos al siguiente punto …

Usa Órdenes de Take-Profit

Las órdenes de take-profit (T/P) especifican el precio exacto al que te gustaría cerrar una posición y capturar una ganancia. Si no se alcanza el nivel de precio especificado, el T/P no se activa.

Las órdenes de take-profit son muy similares a los stop-losses en el sentido de que te permiten cerrar tu posición cuando se cumplen las condiciones predefinidas.

El principal beneficio de las órdenes de take-profit es que el trader no tendrá que preocuparse de que sus ganancias no realizadas se conviertan repentinamente en un pasivo cuando operen con una cuenta con trailing drawdown. Gracias a eso, puedes tener la comodidad de no monitorear el mercado las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sabiendo que el T/P cerrará tu posición si se alcanza el nivel del precio.

Los T/Ps se suelen utilizar en conjunto con las órdenes de stop-loss. De esa manera, el trader puede garantizar un control total sobre sus posiciones. Son capaces de mantener el rendimiento de sus inversiones dentro de ciertos límites. Si el precio del instrumento cae por debajo del nivel S/L, la posición se cerrará y el trader perderá menos. Por otro lado, si el precio sube repentinamente por encima del nivel T/P, el trader podría quedarse con la diferencia.

Las órdenes de take-profit son utilizadas principalmente por traders a corto plazo y especuladores que tienen que sincronizar sus movimientos a la perfección.

Determina la Relación Riesgo/Recompensa Ideal para Ti

La relación riesgo-recompensa te indica qué recompensa, o beneficio, puedes esperar por cada dólar que arriesgas en una inversión. Por ejemplo, si la relación riesgo-recompensa es 1:3, puedes esperar ganar $3 por cada dólar que arriesgues.

Usamos esta cifra en particular porque 1:3 suele ser la relación riesgo-recompensa ideal y más razonable. También podríamos decir que una unidad de riesgo debería garantizar tres unidades de retorno. Sin embargo, esto puede depender de la estrategia de trading y del apetito por el riesgo del trader.

También puedes verlo como la diferencia entre el precio de mercado y las órdenes de límite colocadas en los niveles de ganancias y pérdidas en ambos lados.

Los traders usan esta relación para determinar cuáles son las mejores oportunidades en el mercado. Una relación de riesgo-recompensa bien definida le dirá al trader qué esperar de una operación en particular, incluso antes de que ocurra.

Otras Técnicas para la Gestión de Riesgos en el Trading

La gestión de riesgos en el trading es un campo de estudio casi independiente. Hay cientos de libros importantes que hablan sobre el tema, y la mayoría de los traders pasan toda su carrera tratando de dominar eficientemente los riesgos.

Es comprensible que no podamos cubrir todo en esta guía, hay algunos otros puntos esenciales para una gestión de riesgos eficiente. Primero, tomemos un minuto para reflexionar sobre la importancia de mantenerse fiel a los principios de tu estrategia de trading.

En otras palabras, controlar tus emociones y no extenderte demasiado en la búsqueda de operaciones que apenas pueden ofrecerte ganancias. Incluso, si la suerte hace de las suyas, te arrepentirás de haber dejado que tus emociones se apoderaran de ti a largo plazo. Nunca olvides que tienes una razón para usar tu estrategia y oponerte a ella es como caminar con los ojos vendados.

Usar Paper Trading

Además, es fundamental probar siempre primero tu estrategia de gestión de riesgos con el paper trading. Este es tu campo de entrenamiento y, si no funciona allí, será un desastre total cuando comiences a operar con una cuenta real. Sin embargo, la diferencia es que, en el último escenario, no tendrás una red de seguridad y una estrategia de gestión de riesgos fallida te costará dinero.

No te apresures a operar con apalancamiento antes de tener al menos algo de experiencia en el área. Aunque puede ser tentador, si no te manejas con cuidado y si no te respaldas con los conocimientos suficientes, podrías acabar con tu capital en cuestión de minutos.

Además, asegúrate de llevar un diario de trading con tu historial de operaciones. Los datos de trading contendrán muchos conocimientos valiosos que puedes analizar. Llevar un diario de trading te ayudará a repasar tus operaciones anteriores y comprobar cómo y por qué funcionó de esa manera, qué hiciste bien y qué puedes mejorar. Desarrollar una actitud introspectiva te convertirá en un mejor trader.

¿Cuánto Puedes Mejorar Usando Estrategias para la Gestión de Riesgos en el Trading?

No hay estadísticas ni datos que puedan cuantificar la respuesta exacta a esta pregunta, pero para ayudar a pintar la diferencia, digamos que operar sin una estrategia de gestión de riesgos no es realmente operar. Es más como jugar a la ruleta.

¿Tienen los jugadores de casino una estrategia de gestión de riesgos? ¿Y los que apuestan en partidos de fútbol? Algunos sí la tienen, pero en la mayoría de los casos, no es así. Es posible que reconozcan algunos patrones y tomen buenas decisiones, pero el resto es solo suerte.

La diferencia entre un trader que ha implementado una gestión de riesgos y uno que no lo ha hecho es enorme. La verdad es que ningún trader sin una estrategia de gestión de riesgos adecuada puede sobrevivir al duro entorno de los mercados financieros a largo plazo.

“A lo largo de mi carrera financiera, muchas veces he sido testigo de ejemplos de otras personas que se arruinaron porque no respetaron los riesgos. Si no analizan detenidamente los riesgos, los derrumbarán”.

– Larry Hite

Tener una estrategia de gestión de riesgos devuelve parte del control sobre tus posiciones a tus manos. Sin él, simplemente confías en que el mercado irá en la dirección que deseas, lo que raramente sucede.

Teniendo en cuenta que incluso los traders con décadas de experiencia, o las empresas con departamentos completos dedicados a la gestión de riesgos y conformados por gurús de las finanzas y economistas con doctorados, no siempre pueden predecir cómo vencer al mercado, la posibilidad de que un trader sin ninguna estrategia logre hacerlo es prácticamente del 0%.

Debido a la complejidad de los mercados financieros, ni siquiera las estrategias de gestión de riesgos pueden garantizar el 100% de éxito. Sin embargo, te brindan una mayor oportunidad de alcanzarlo y se aseguran de que hayas hecho todo lo posible para proteger mejor tus inversiones.

Diferencias Entre un Buen Gestor de Riesgos y Uno Malo

La principal diferencia entre un buen y un mal gestor de riesgos es la consistencia. Para garantizar retornos más estables, un trader exitoso no descuida su estrategia de gestión de riesgos y está constantemente buscando formas de mejorarla. Por otro lado, un trader que fracasa suele ir en contra del plan y pone su capital en riesgo.

Por supuesto, existen muchas otras diferencias esenciales. Algunas de ellas son:

Buen Gestor de RiesgosMal Gestor de Riesgos
Tiene un plan y lo cumplePuede ignorar el plan e incluso hacer lo contrario
La gestión de riesgos está probada y se ha demostrado que funcionaSe adentra en la naturaleza sin un backtesting adecuado de su estrategia
Es tranquilo y serenoEs demasiado confiado
Se enfoca en minimizar las pérdidasSe enfoca en maximizar las ganancias
Usa T/Ps y S/LsNo se cubre y puede dejar posiciones abiertas desatendidas
Considera los costos de trading y los incorpora al modelo de gestión de riesgosNo le importan los costos al operar
Se da cuenta de que nadie es más grande que el mercado y opera de forma responsablePuede dejarse llevar por algunas operaciones ganadoras y sobreestimar sus habilidades
Entiende la importancia de los tamaños de las posicionesHace movimientos arriesgados que pueden disminuir significativamente su capital
Siempre busca formas de mejorar su relación riesgo/recompensaIgnora la relación riesgo/recompensa
Es cuidadoso cuando opera con apalancamientoOpera de forma imprudente y pone en riesgo su portafolio
Lleva un diario de trading y está dispuesto a analizar su desempeño pasado para encontrar qué se puede mejorarSe preocupa solo por las posibles ganancias que le esperan y no se centra en lo que ha hecho bien o mal en el pasado
Escucha a los demás y auto-reflexionaCree que su enfoque es el mejor
No se ve afectado por una serie de operaciones perdedorasDeja que sus emociones tomen el control cuando atraviesa una mala racha
Diversifica y se cubrePone todos los huevos en una misma canasta

Consideraciones Finales

La gestión de riesgos en el trading es una práctica fascinante, profunda y desafiante. Se necesita mucho trabajo duro, esfuerzo y experiencia para lograr el dominio, pero, al final, es lo mismo en todos los aspectos de la vida y en el trading. Si no tienes el tiempo necesario para investigar e invertir en aprender y mejorar tus técnicas de gestión de riesgos, es mejor que te mantengas al margen.

Si deseas convertirte en un trader exitoso, no existen atajos: necesitas una estrategia sólida de gestión de riesgos que proteja tu capital y garantice una acumulación sostenible de ganancias constantes. Al final, solo debes asegurarte de que cada minuto y cada pequeño esfuerzo invertido vale la pena porque la emoción de tener éxito en los mercados no se parece a ninguna otra cosa.