Earn2Trade Blog
Liquidez del Mercado

Liquidez del Mercado – ¿Cómo Afecta Tu Trading?

La liquidez es uno de los conceptos más importantes del mundo financiero y de las inversiones. Es esencial para el bienestar de los exchanges, los lugares para el trading, los inversores institucionales, los traders minoristas. Básicamente, todas las personas con acceso a los mercados financieros. En esta guía, profundizaremos en el concepto de liquidez del mercado. Descubriremos cómo funciona y por qué es tan importante. Cubriremos sus ventajas y desventajas y revisaremos algunos de los activos más líquidos. Finalmente, veremos cómo se relacionan la liquidez y la volatilidad del mercado y qué significa en el contexto del trading.

blog ad es e2t

¿Qué Es la Liquidez del Mercado y la Iliquidez del Mercado?

La liquidez del mercado indica la facilidad de convertir activos en efectivo sin afectar su precio. ¿Por qué efectivo? Porque el efectivo es el activo más líquido. Te permite cambiarlo básicamente por cualquier cosa. 

Piensa en la liquidez como una compensación entre el precio del activo y la rapidez con la que puedes comprarlo o venderlo. Cuanto más rápido puedas operar con el activo sin afectar su precio, más líquido será.

Los activos líquidos garantizan que siempre habrá un participante del mercado que estará al otro lado de tu operación. En general, cuanto más líquido es el activo, más estable es su precio.

La mayoría de los traders consideran que la liquidez es un reflejo de la salud del mercado. Los inversores siempre prefieren los mercados líquidos, ya que equiparan más estabilidad y menos riesgo para sus estrategias a largo plazo.

“La liquidez para los mercados es lo que el aceite es para el motor de un automóvil”.

– Paul Krugman

Por otro lado, la falta de liquidez es un estado del mercado/activo en el que tienes dificultades para convertir el valor en efectivo. Esto significa que no hay suficientes compradores, o al menos no hay suficientes compradores que acepten tus términos.

Esto es lo que llamamos iliquidez. Los activos ilíquidos pueden impedirte aprovechar una oportunidad particular para capitalizar al no poder comprar/vender en el momento y precio que prefieras.

Los traders que se quedan atascados en operaciones abiertas sin encontrar compradores se vuelven más dispuestos a aceptar precios más bajos. Por eso decimos que la liquidez, o la falta de ella, puede influir en el precio del instrumento.

También podría interesarte:

Comprendiendo Cómo Funciona la Liquidez del Mercado

La liquidez del mercado depende del número de compradores, vendedores y las transacciones entre ellos. Cuantos más compradores y vendedores haya en el mercado, más estables y transparentes serán los precios.

La liquidez del mercado depende de cuánto interés tenga el público en el activo particular en cuestión. Por ejemplo, las acciones de Apple (AAPL) son mucho más líquidas que las acciones de una empresa de tecnología promedio. La razón es que el negocio es bien conocido, con fundamentos sólidos, por lo que los inversores suelen tener un mayor interés en él.

Según la teoría, en un mercado líquido, el precio de compra (precio de bid) debería estar cerca del precio de venta (precio de ask). Por lo general, la diferencia entre ellos es inferior al 1% del precio, a veces incluso unos pocos centavos. Esto indica que las percepciones de los compradores y vendedores sobre el instrumento con el que se está operando son similares. Esto indica un mercado transparente y estable.

Por otro lado, cuando se amplía el spread entre el precio de bid y el de ask, el mercado se vuelve menos líquido. La diferencia en el spread puede ser hasta unos pocos porcentajes del precio de trading en activos menos negociados. Los mercados ilíquidos dificultan que los inversores compren y vendan al precio que prefieren.

¿Qué Determina la Liquidez del Mercado?

La liquidez de un activo depende de varias cosas. Uno es la clase de activos. Por ejemplo, las acciones son mucho más líquidas que las inmobiliarias.

La liquidez de otros activos, como derivados y commodities, suele depender de su tamaño y de en cuántos exchanges abiertos se puede operar con ellos.

En términos generales, los instrumentos negociados en grandes exchanges disfrutan de la mayor liquidez. Por otro lado, los instrumentos que se negocian en mercados oscuros, o menos desarrollados, tienden a ser menos líquidos. La NYSE es mucho más líquida que la Bolsa de Valores de Estocolmo, por ejemplo.

La liquidez del mercado también depende de la hora del día en que operes. Operar fuera de horario casi siempre significa menos compradores y vendedores en el mercado. Además, el trading de instrumentos extranjeros, como el euro, durante el horario de trading asiático también resultará en una menor liquidez. Si esperas y operas con el instrumento durante las horas oficiales de las bolsas europeas, seguramente obtendrás un mejor spread de bid-ask.

Para ver cómo se ve la liquidez del mercado en números, veamos un ejemplo.

El 9 de octubre de 2020, el volumen de operaciones de Google fue de 1,3 millones. Esto parece mucho, pero si lo ponemos en perspectiva, el volumen de operaciones de las acciones de Tesla el mismo día fue de 42 millones. Ambas acciones se consideran altamente líquidas y puedes operar con ellas sin preocuparte por quedarte atrapado en una operación.

Sin embargo, asegúrate de evitar operar con acciones con un volumen diario de decenas o cientos. Este es otro tipo de mercado que los traders suelen considerar ilíquido.

¿Cómo Se Relacionan la Liquidez del Mercado y la Volatilidad?

La alta liquidez del mercado, generalmente, conduce a una baja volatilidad del mercado. Por otro lado, la baja liquidez puede desestabilizar los precios.

Se sabe que los mercados con suficiente volumen de trading tienen precios estables y un buen entorno para los trader institucionales.

Los activos que carecen de suficiente interés de inversión son motivo de especulación. Esto significa que sus precios son inestables, por lo que se consideran mercados más riesgosos y poco saludables.

Algunos ejemplos de activos de alta liquidez y baja volatilidad son los bonos y las acciones blue-chip.

Para comprender mejor la relación entre la liquidez del mercado y la volatilidad, piensa en las órdenes como una forma en que las empresas o los individuos votan sobre el próximo rumbo del mercado. Como sabemos, cuantos más votos se recojan, más representativo y fiable es el resultado final.

Liquidez y Volatilidad en el Trading

Ahora traduzcamos ese concepto al contexto del trading. En este caso, cuanto mayor sea el número de órdenes de compra/venta (alta liquidez), más estable será el precio (baja volatilidad).

Esto significa que la volatilidad y la liquidez tienen una relación inversa. Si aumenta la volatilidad, eso indica una menor liquidez en la mayoría de los casos. Por otro lado, si la liquidez aumenta, lo más probable es que la volatilidad disminuya.

Aquí también debemos mencionar la relación entre liquidez y precio. Un activo es verdaderamente líquido cuando la compra/venta no afecta significativamente su precio. Incluso en grandes cantidades a la vez.

Imagina una situación en la que vives en un barrio pequeño y logras vender tu casa por un precio significativamente más alto que el promedio del mercado. Luego tu vecino hace lo mismo. Debido a la pequeña cantidad de bienes raíces disponibles en la región (es decir, el mercado no tiene liquidez), existe la posibilidad de que estos dos eventos eleven el precio promedio de la vivienda.

Es el mismo caso con las acciones. Si un inversor posee una parte significativa de las acciones de una empresa con un volumen de trading bajo y las abandona de una vez, reducirá el precio de la acción. Estos inversores se denominan “ballenas” porque pueden provocar “salpicaduras” de precios en mercados sin liquidez.

¿Por Qué es Importante la Liquidez del Mercado?

El objetivo principal de la mayoría de los participantes del mercado suele ser la preservación del capital, por lo que la liquidez suele ser el punto decisivo que define si se debe ingresar a un mercado en particular. Si los inversores quieren garantizar un retorno más estable y menos riesgoso, buscan mercados con alta liquidez.

Históricamente hablando, la liquidez del mercado, con frecuencia, ha sido una señal de advertencia de problemas inminentes en la economía. Una de las razones es que la falta de liquidez suele contribuir a la formación de burbujas de mercado.

Liquidez en el Contexto de la Burbuja Inmobiliaria

Tomemos la burbuja inmobiliaria, por ejemplo. Durante las últimas dos décadas, hemos sido testigos de varias burbujas inmobiliarias en todo el mundo. Una de ellas provocó la crisis financiera más devastadora desde la Gran Depresión.

Se forma una burbuja inmobiliaria cuando el número de vendedores en el mercado supera el número de compradores por un amplio margen. Esto lleva a que el mercado pierda liquidez, sin que se refleje en el precio (es decir, el precio se mueve de manera desproporcionada).

Cuando existe un equilibrio entre compradores y vendedores, la demanda es estable, lo que lleva a que se construyan más viviendas. Esto, por otro lado, conduce a precios inmobiliarios más altos. En algún momento, los compradores comienzan a invertir en bienes raíces no solo para vivir sino también para beneficiarse de ello. Esto aumenta aún más la demanda.

Sin embargo, este proceso es finito. Una vez que alcanza el punto crítico donde la oferta supera significativamente la demanda, el mercado se vuelve ilíquido. Después de eso, los precios se vuelven volátiles. El inmueble pierde valor y, en algún momento, la burbuja estalla.

Por supuesto, otros diversos factores también contribuyen a las burbujas inmobiliarias. Como el crédito barato, por ejemplo, ahí ya puedes hacerte una idea.

Este también es el caso de los mercados. Los mercados estables y líquidos son una señal de un entorno bueno y saludable. Permiten participar e invertir su capital a inversores institucionales como fondos de pensiones y compañías de seguros. Estas empresas deben cumplir con estrictos requisitos reglamentarios.

¿Qué Es un Activo Líquido?

Un activo líquido es un activo de alta calidad que te permite convertirlo rápidamente en efectivo sin afectar su precio.

Piensa en los activos líquidos como los activos más populares. Si intentas pensar en ejemplos, probablemente encontrarás acciones de empresas como Apple, Tesla, Netflix, futuros de commodities como petróleo, oro o maíz, bonos del Tesoro de Estados Unidos, divisas como el USD y el euro, etc. 

Y tendrás razón. Los instrumentos anteriores son ejemplos de algunos de los activos más líquidos.

Sin embargo, el consenso general es que un activo es líquido cuando se compra o vende en unas pocas horas. Alternativamente, cuando tiene un volumen de trading de al menos decenas de miles de contratos/acciones por día.

Vale la pena señalar que un activo que es altamente líquido hoy puede no serlo dentro de un año o una década después. Los mercados están cambiando rápidamente y, bajo la influencia de diferentes factores de la economía y la vida social, las tendencias cambian. Esto significa que los líderes del mercado de hoy pueden no ser los del mañana.

Cambios Drásticos en el Mercado en 2020

Pensemos en la pandemia de COVID, por ejemplo. Aceleró aún más el interés por Netflix, que ya era una acción muy líquida. Lo mismo ocurre con las acciones de las empresas que compiten por desarrollar una vacuna.

Por otro lado, enfrió el interés en las acciones de compañías aéreas o relacionadas con el turismo.

Esto muestra que no existe una regla universal para clasificar activos particulares como líquidos. Aunque la teoría sugiere que las acciones, los bonos y los futuros son líquidos, a menudo, es recomendable observar los fundamentos del activo específico, sus características, época del año, factores externos, etc.

Por eso es mejor ceñirse a la idea de que un activo líquido atrae interés y se puede comprar o vender rápidamente sin implicaciones en su precio.

¿Cuáles Son los Mercados Más Líquidos?

Es comprensible que el activo más líquido sea el efectivo.

Los activos más líquidos suelen ser Forex, acciones (acciones blue-chip en particular) y bonos en términos de inversiones. Los ETFs, futuros y fondos mutuos también disfrutan de una alta liquidez.

Sin embargo, como ya mencionamos, la liquidez hoy en día depende menos de la clase de activo que de un instrumento en particular.

Por ejemplo, tenemos acciones como Microsoft con millones en volumen de operaciones por día. Mientras tanto, hay acciones de centavos que se negocian solo unas pocas veces al día.

Tenemos ETFs, como el SPY, con un volumen de operaciones superior a 70 millones por día, mientras que, por otro lado, también tenemos ETFs específicos de nicho y sector negociados un par de cientos de veces al día.

Hay futuros de petróleo, gas natural y maíz en el espectro líquido del mercado. Mientras tanto, los contratos como la micro rupia india (MIR) no se negocian tanto.

También tenemos monedas como el USD, la GBP, el euro y el yen que son muy líquidas, y otras como el rial iraní, el franco guineano o el chelín ugandés que no se negocian mucho. 

En pocas palabras, cuanto más popular es el instrumento, más líquido es.

Ventajas y Desventajas de la Liquidez

Como uno de los conceptos financieros más importantes, la liquidez del mercado tiene algunos riesgos y beneficios sustanciales de los que deberíamos hablar. 

Estar familiarizado con ellos permite a los traders maximizar su comprensión de la liquidez del mercado y navegar mejor los períodos con un volumen de trading alto y bajo.

Desventajas de la Liquidez

Los períodos de baja liquidez del mercado son donde reside la mayor parte del riesgo. La baja liquidez conduce a precios inestables y peores condiciones de mercado.

Cuando no hay suficiente volumen de operaciones, el mercado se vuelve más frágil. En estos escenarios, el precio es propenso a la manipulación y las órdenes de mercado más grandes tienen una gran influencia en él.

Es por eso que los inversores con una exposición significativa a una clase de activos de baja liquidez en particular se consideran una fuente potencial de alto riesgo sistémico. Si el precio del instrumento comienza a bajar y el inversor decide deshacerse de sus activos, se produce un efecto de bola de nieve y el precio cae aún más. Al final, los inversores más pequeños son los que más pierden.

La baja liquidez debería servir como una señal de advertencia de que, si decides invertir en ese mercado en particular, existe el riesgo de quedarse atascado durante períodos inestables, ya que es posible que no ejecute tus órdenes. Básicamente, esto significa que será menos flexible para minimizar las pérdidas potenciales o capturar oportunidades de impulso de ganancias.

Vale la pena señalar que la mayoría de los traders asocian períodos justo después de dramáticos eventos políticos, globales o de mercado con baja liquidez. Esto incluye el período posterior al 11 de septiembre, los meses posteriores a la Crisis Financiera Mundial, etc. A medida que el miedo y la incertidumbre se hacen cargo, más inversores se dirigen hacia la salida y la liquidez se agota aún más. Entonces, los precios se vuelven mucho más inestables.

Vale la pena vigilar esto cuando se invierte en activos con un volumen de trading bajo.

Para navegar por el riesgo de baja liquidez, asegúrate de prestar siempre atención al volumen de operaciones, las noticias relevantes para el activo y el spread de bid-ask (los mercados de baja liquidez son conocidos por tener spreads más amplios).

Ventajas de la Liquidez

La liquidez es el combustible que impulsa los mercados financieros. Lo bueno es que, por lo general, cuando la economía va bien, la situación global es estable y existe un equilibrio relativo entre compradores y vendedores. La liquidez suele ser suficiente incluso en activos específicos de un nicho.

Como inversor, debes darte cuenta de que los mercados aún pueden ser un entorno saludable, incluso durante períodos de baja liquidez o eventos dramáticos.

Pensemos en la pandemia de COVID, por ejemplo. Es natural suponer que el sector del turismo sería el más afectado. Las restricciones de viaje hacen que sea una conclusión inevitable y esto es, en su mayoría, correcto. Sin embargo, esta no es una verdad universal. Si miramos a Booking.com, un negocio que debería estar estancado en tiempos como estos, veríamos que la empresa hizo un trabajo bastante bueno e incluso logró expandir aún más su negocio.

Esto demuestra que no importa si es baja o alta, la liquidez es esencial para los mercados y siempre puede crear oportunidades para los inversores.

“Mi experiencia es que cuando la gente quiere regalar algo a un precio ridículo porque tiene que hacerlo, no porque quiera, es un buen momento para comprar”.

Seth Klarman

Podemos llegar a decir que la liquidez es la característica más importante de los mercados financieros. Es directamente responsable de la estabilidad de precios, la presencia de compradores y vendedores, el comportamiento y más.

Preguntas Más Frecuentes

¿Cómo Afecta la Liquidez a los Diferentes Activos y Su Valor?

Una mayor liquidez conduce a precios de los activos más estables. También puede contribuir a garantizar un valor en constante crecimiento de la clase de activos. Por otro lado, la baja liquidez puede conducir a una mayor volatilidad y disminuir indirectamente su precio.

Por ejemplo, si la liquidez de los activos de tu portafolio se agota, tendrás que venderlos a un precio más bajo para minimizar las pérdidas o conservarlos y esperar que su precio comience pronto a representar su valor real.

La liquidez puede afectar, o no, directamente el valor del activo a corto plazo, pero sí afectará su precio. Si la liquidez mantiene sus niveles a largo plazo, podría comenzar a afectar el valor del activo.

¿Cómo Afecta la Liquidez del Mercado a Tu Trading?

Los especuladores y los traders más agresivos suelen buscar activos con mayor volatilidad, que suelen ser mercados sin liquidez. Los day traders favorecen los mercados líquidos porque quieren entrar y salir de una operación rápidamente y sin mantener posiciones abiertas durante la noche.

Los traders a gran escala y las empresas de trading de alta frecuencia prefieren los mercados de alta liquidez, aunque estos últimos también prosperan gracias a la volatilidad. Los inversores institucionales y pequeños, junto con los traders minoristas, también favorecen los mercados líquidos con precios estables.

En general, la liquidez es un factor determinante para los participantes del mercado a la hora de invertir en una determinada clase de activos.