es
en

Blog

Guías de trading, seminarios web e historias

Margen en el Siglo 21

F T L
2 minutos de lectura

El margen ha sido, históricamente, una de las fuentes tradicionales de ingresos para los mercados de capitales. Cuando los brókeres compran un activo, lo venden a un precio más alto. Esta diferencia de precio es el margen.

Marginar en su forma tradicional era simple. El cliente instruiría al bróker por teléfono, quien a su vez se coordinaría con el banco o el proveedor de servicios de inversión, y luego agregaría su propio margen al informar el precio al cliente. Una vez que los mercados se volvieron principalmente electrónicos, los traders comenzaron a seguir los precios a través de sus propias plataformas durante todo el día y este tipo de actividad pasó a un segundo plano.

No desapareció por completo, sino que el proceso cambió. La gente ya no opera por teléfono en la era de los mercados modernos. Ahora, colocan sus operaciones ellos mismos a través de su propio sistema. Los brókeres, a su vez, tuvieron que buscar un lugar para automatizar los márgenes, dando a luz un nuevo sistema basado en la velocidad.

La mayoría de los sistemas de trading minorista muestran precios fluctuantes en períodos de 0.5-1 segundos. El tamaño y el intervalo de estos cambios en los mercados reales (especialmente en el caso de las monedas) es, de hecho, mucho más pequeño, hasta el punto en que se vuelve difícil de mostrar. Además, mientras que los pares de divisas se calculaban anteriormente hasta el 4° decimal, hoy pueden subir hasta el 5° o 6° decimal. Esto se debe tanto al mayor volumen comercial, como a la creciente sofisticación de los sistemas de trading. Esto es especialmente cierto en los tratos entre bancos y brókeres. Llegan tan lejos que son capaces de ubicar sus servidores lo más cerca posible de los de sus cámaras de compensación para disminuir la velocidad de ejecución, incluso si es solo por unos pocos microsegundos.

Un segundo es un millón de microsegundos. El tiempo de ejecución de los sistemas más rápidos es de aproximadamente 0.0025 segundos o 2,500 microsegundos. En la práctica, esto significa que cuando el trader hace un pedido de $100,000 USDJPY a 109.73, solo se actualizará un segundo después. El sistema de ejecución, por otro lado, ve 109.7255 y tiene 0.9975 segundos para determinar a qué precio recibirá el trader.

Para tener una mejor idea de la diferencia de magnitud, imagina una tarea hipotética que podría completarse en un día. En este caso, el sistema tiene 399 días para cumplir su obligación con el trader, lo que significa que puede decidir si comprará inmediatamente o si esperará un mejor precio. Siguiendo el ejemplo anterior, la mayoría de los sistemas decidirían comprar a 109.7255 y luego vender al trader por 109.73. Así es como el sistema, efectivamente, margina al trader. Aunque 0.0045 o 450 yenes (4 dólares estadounidenses) pueden no parecer mucho, el mercado de divisas tiene un volumen diario de aproximadamente 5.3 trillones de dólares. Marcar esa cantidad en solo 0.00002 puntos daría como resultado una ganancia de 106 millones de dólares, sin correr ningún riesgo.

Ese nivel de ingresos más que justificar los costos de desarrollo de un sistema, lo facilita. Vale la pena señalar que, si bien es cierto que esta configuración parece estar diseñada para obtener ganancias a expensas del usuario, en realidad tiene mucho menos impacto en el trader de lo que uno supondría a simple vista. Por un lado, no es algo que necesariamente influya en las decisiones de los traders minoristas que, dado a que ya están lidiando con spreads, comisiones y otros costos que merecen mucha más consideración. En cambio, es más como un tira y afloja entre los bancos y los brókeres. Los sistemas más rápidos ganarán naturalmente más que los más lentos, llevando a ambas partes a una especie de carrera armamentista, ya que es allí donde tienen el mayor potencial de obtener ganancias.

La increíble expansión en el tamaño y alcance del trading trajo consigo la aparición de sistemas de trading de alta frecuencia. Estos sistemas, denominados “HFT” son responsables de la mayoría de la rotación del mercado. Son objeto de muchas disputas, sin embargo, ese es un tema que discutiremos en otro momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

¿Qué Es la Cobertura en Finanzas? Aprende lo Básico con Ejemplos

Prop Trading – ¿Qué Es y Cómo Trabajar en Empresas de Trading?

Indicadores Técnicos para Principiantes