Earn2Trade Blog
blog

Tarifas Comerciales vs. Tasas de Cambio

Después de la crisis de las hipotecas de alto riesgo en el año 2008, la importancia de las tasas de interés y de cambio aumentó considerablemente. La gente esperó que la Reserva Federal (Fed) resolviera todos los problemas económicos aplicando soluciones de política monetaria. Muchos inversores han llegado a basar sus decisiones de inversión principalmente en la Fed y en otras políticas del banco central. Si bien las herramientas fiscales a disposición del gobierno pueden impulsar un crecimiento económico tangible, sus esfuerzos siguen siendo ignorados en gran medida. En cambio, la gente mira a los bancos centrales como el principal centro de apoyo de la economía, incluyendo países de Europa, China y Estados Unidos.

También podría interesarte:

blog ad es e2t

Los Orígenes de la Flexibilización Cuantitativa

Podemos atribuir el origen de esta tendencia a Ben Bernanke, ex presidente de la Reserva Federal. Desempeñó un papel proactivo atípico durante la administración de Bush. Creyendo que el gobierno estaba teniendo dificultades económicas, comenzó a reducir las tasas de interés base en dólares, el objetivo era aumentar la liquidez. Esta medida se conoció como la flexibilización cuantitativa. En ese momento, sus acciones se consideraron bastante radicales , lo que generó mucha preocupación por el riesgo de hiperinflación. Sin embargo, sus esfuerzos terminaron dando sus frutos.

Al ver este éxito, los bancos centrales de otros países comenzaron a emular sus políticas y a implementar sus propias medidas de flexibilización. Debido al retraso, muchos países se quedaron atrás de Estados Unidos en términos de recuperación de la crisis. Si le preguntas a alguien sobre las políticas que utilizaron los gobiernos de China y países europeos para mitigar la crisis, pocos las recordarían. Y nadie recuerda por qué fueron tan ineficaces.

Tasas de Cambio y Política Monetaria

Durante la última década, las bajas tasas de interés y el estímulo monetario constante se han convertido en los principales pilares de la economía moderna. El libre capital es la base del aumento de las acciones y las tasas de interés cercanas a cero son un requisito para el crecimiento económico. Cabe destacar que este tipo de dependencia es como una «vida conectada a los aparatos electrónicos». Sabiendo esto, la Fed ha estado tratando activamente de sacar a la economía de Estados Unidos de esta situación, especialmente cuando se dieron cuenta que puede mantenerse a sí misma. Desafortunadamente, la actual disputa comercial con China arruinó los planes. El sentimiento inicial era que sería un juego breve de intereses hasta que los representantes de los dos países finalmente se sentaran a negociar. Aunque las tarifas se han puesto en espera y ambas partes se comprometieron a trabajar juntas, no hay un acuerdo final a la vista.

Estados Unidos hizo el primer movimiento en este juego de ajedrez económico. La última movida para aplicar un arancel del 10% sobre productos chinos por un valor de 300.000 millones de dólares adicionales tenía como objetivo poner a China a la defensiva. La reacción del país fue poner en práctica una política monetaria de devaluación del yuan. Los bancos chinos no han confirmado oficialmente si esto sucedió realmente, pero parece bastante pertinente cuando se analizan los tipos de cambio del dólar y el yuan.

Para estar seguros, confiemos en los analistas de Credit Suisse para confirmar nuestras sospechas. Según sus cálculos, la devaluación es una respuesta adecuada a las consecuencias de los aranceles. Con la tasa del dólar en alrededor de 7.0 yuanes, el 70% de los efectos de los aranceles iniciales del 25% sobre los bienes por un valor de 250.000 millones de dólares y el segundo conjunto de aranceles del 10% sobre los 300.000 millones de dólares adicionales sobre bienes fueron neutralizados.

Una Competencia de Tarifas Comerciales y Tasas de Cambio

Washington está al tanto de estos números. El gobierno acusó abiertamente a China de manipular el tipo de cambio del yuan. Al hacer esto, el país estaría infringiendo varios acuerdos internacionales. Beijing insiste en que no hubo manipulación y que sus acciones fueron una respuesta legítima a los aranceles unilaterales de Estados Unidos. La forma en que las dos partes se acusan mutuamente es, en el mejor de los casos, una distracción, hasta que todos acepten las políticas monetarias de China como aceptan las de Estados Unidos.

En los últimos años, hemos visto disminuir la influencia de las organizaciones comerciales internacionales, al igual que la importancia de los acuerdos comerciales multilaterales, que han contribuido a la pérdida de la confianza mutua entre los participantes del mercado. Es natural admitir que, en un mercado que carece de confianza, la confianza de los inversores se resiente y el mercado de valores ha tenido un impacto, pero no tanto como se esperaba. Incluso sin confianza, la economía se mantiene estable. Esto se puede atribuir, en parte, a la forma en que la Fed sigue aumentando la liquidez y elevando las tasas de interés. No hay duda de que sus políticas distorsionan el mercado. Dicho esto, dado el clima político y económico actual, no tienen más remedio que continuar, les guste o no.