Earn2Trade Blog
Los 10 indicadores macroeconómicos

Los 10 indicadores macroeconómicos más importantes para operar con contratos de futuros

Esta guía se centra en cómo utilizar indicadores macroeconómicos para potenciar estrategias de trading de futuros. También enumera los 10 principales indicadores macroeconómicos que debería considerar según los mercados de su preferencia.

Complementar su estrategia de trading de futuros con indicadores macroeconómicos puede llevarla al siguiente nivel, ya que sería capaz de captar más información del mercado. Los indicadores macroeconómicos complementan perfectamente las herramientas de análisis técnico para ofrecer una proyección más completa y precisa del comportamiento del mercado. Los indicadores macroeconómicos pueden ser de ayuda tanto para los traders con estrategias de trading a corto como a largo plazo.

cuenta fondeada

¿Qué son los indicadores macroeconómicos?

Los indicadores macroeconómicos son datos que reflejan el estado económico de determinado país, región o sector Estas estadísticas ayudan a evaluar la situación actual y los resultados futuros de la economía y los mercados financieros.

Los indicadores macroeconómicos suelen ser publicados por gobiernos, agencias nacionales u organizaciones sectoriales. Entre los indicadores macroeconómicos más populares se encuentran:

  • Producto Interno Bruto (PIB)
  • Índice de precios al consumidor (IPC)
  • Curvas de rendimiento
  • Ventas minoristas
  • Producción industrial

Los indicadores macroeconómicos varían en su frecuencia de publicación y en su impacto.

Algunos indicadores macroeconómicos tienen un calendario de publicación específico (por ejemplo, mensual, trimestral o anual), lo que permite a los inversores, analistas y traders prepararse y elaborar un plan para los distintos escenarios posibles.

En términos de impacto, los indicadores macroeconómicos pueden causar una volatilidad significativa en el mercado. La magnitud depende de la diferencia entre el consenso del mercado y los resultados reales en las publicaciones macroeconómicas, de forma similar a las cotizaciones bursátiles y a las estimaciones de ganancias: cuanto mayor sea la diferencia, mayor será la volatilidad.

Tipos de indicadores macroeconómicos

Existen tres tipos de indicadores macroeconómicos: adelantados, rezagados y coincidentes.

Los indicadores adelantados tratan de predecir los resultados futuros y pronosticar hacia dónde podría dirigirse una economía. Son la referencia preferida de los gobiernos a la hora de diseñar políticas macroeconómicas.

Los indicadores rezagados representan el rendimiento histórico de una economía. Sus resultados cambian posteriormente y sirven principalmente de confirmación.

El tercer grupo son los indicadores coincidentes. Reúnen indicadores que reflejan acontecimientos en tiempo real.

¿Por qué son importantes los indicadores macroeconómicos para los traders?

La relación entre el trading y la macroeconomía no siempre parece tan estrecha a primera vista. Sin embargo, hay una razón de peso por la que tanto los traders como los inversores confían en los indicadores macroeconómicos para interpretar la evolución actual de los mercados y complementar sus proyecciones sobre futuras oportunidades de trading e inversión.

El seguimiento de los indicadores macroeconómicos puede ayudar a los traders a sortear mejor la volatilidad del mercado, cubrir una cartera o captar una tendencia emergente.

Entonces, ¿qué tienen que ver el PIB, la curva de rendimientos o los datos de ventas de viviendas con los mercados? Los indicadores macroeconómicos como éstos pueden ayudar a descubrir posibles pautas en el estado actual o previsto de la economía. Miden el costo del dinero, la actividad de gasto, el nivel y la dirección de la inversión de una gran parte de la economía. Por ejemplo, un crecimiento de las ventas inmobiliarias o minoristas puede indicar una economía en auge y, por tanto, un posible buen comportamiento de los principales índices.

Por supuesto, los indicadores macroeconómicos no son fiables por sí solos, pero si se combinan con herramientas de análisis técnico, pueden mejorar significativamente el rendimiento de las estrategias a corto y largo plazo.

La importancia de los indicadores macroeconómicos ha quedado demostrada una y otra vez. El último ejemplo fue la crisis inmobiliaria de 2007 en EE.UU., tras la cual los analistas empezaron a prestar más atención al estado y las perspectivas del mercado inmobiliario. Indicadores como las ventas de viviendas nuevas y existentes, los permisos de construcción, etc., son cada vez más importantes para describir con precisión el estado de la economía de un determinado estado o región.

Indicadores macroeconómicos y trading de futuros

Para comprender la importancia de los indicadores macroeconómicos para los traders de futuros, empezaremos por decir qué es un contrato de futuros.

Un contrato de futuros es un acuerdo para comprar/vender un activo en particular a un precio predeterminado en un momento específico en el futuro. Los contratos de futuros abarcan todo tipo de activos, incluidos commodities (agrícolas, energéticos, metales, etc.), bonos, índices, divisas, etc.

Debido a la naturaleza de los activos subyacentes y a su mecánica de fijación de precios, los contratos de futuros están muy influidos por la evolución actual y futura de la economía.

Volvamos a la pregunta principal: los indicadores macroeconómicos sirven de base para que los traders de futuros tomen sus decisiones de trading. Para operar con éxito en los mercados financieros, es crucial saber qué indicadores macroeconómicos pueden influir en la acción de los precios y en cualquiera de sus posiciones abiertas o futuras.

Por ejemplo, para que un trader de futuros se proteja del riesgo cambiario, debe saber si existe y en qué momento podría materializarse. La mejor indicación de esto son los indicadores macroeconómicos, ya que pueden dar una alerta temprana sobre un posible aumento o devaluación de la divisa.

Lo mismo ocurre con el trading de futuros de commodities. Al diseñar su estrategia, los traders deben tener en cuenta la posible evolución del mercado de commodities (por ejemplo, la dinámica de la producción agrícola, la escasez/sobreoferta de metales, la inestabilidad del mercado energético, etc.).

La conclusión es que los buenos traders de futuros utilizan el análisis técnico, mientras que los mejores lo complementan con métricas de análisis fundamental, incluidos los indicadores macroeconómicos. Por supuesto, estos parámetros no son fiables por sí solos, pero reflejan suficientemente bien la dinámica de la economía. Seguirlos de cerca también ayuda a los traders de futuros a predecir los movimientos de mercado de otros, que pueden causar o exacerbar la volatilidad del mercado.

Los 10 indicadores macroeconómicos que deben seguir los traders

Cuál es el mejor indicador macroeconómico depende en gran medida de la estrategia de trading de cada uno, de sus preferencias de activos y de sus objetivos. Aunque decenas de indicadores macroeconómicos pueden influir en el proceso de toma de decisiones de un trader, no todos tienen el mismo impacto.

Los indicadores macroeconómicos de la lista que presentamos a continuación reflejan distintos aspectos del estado de la economía. Como tal, tienen diferentes formas de afectar el precio de un contrato de futuros. Sin embargo, lo común es que todos ellos trasladan los resultados económicos a la dinámica del mercado de futuros, ya sea directa o indirectamente. Además, esta relación no siempre es unilateral (por ejemplo, los bancos centrales pueden considerar algunos precios de contratos de futuros a corto plazo como un indicador de las expectativas del mercado y configurar sus decisiones de política monetaria en consecuencia).

A continuación se presenta una lista de los 10 indicadores, publicaciones o datos macroeconómicos más comunes e importantes que los traders de futuros deberían tener en cuenta.

Proyecciones del PIB

El crecimiento del producto interno bruto refleja el valor global de los bienes y servicios producidos en una economía en particular, indicando si se está desacelerando o creciendo. Sus resultados y proyecciones son herramientas primordiales para el análisis del estado actual y futuro de una economía. Los resultados y proyecciones positivos del PIB señalan una economía en crecimiento, mientras que los negativos indican una posible contracción económica.

En el caso de EE.UU., por ejemplo, el Departamento de Comercio publica un análisis trimestral del PIB, desglosando la actividad en gasto de los consumidores, inversión empresarial y gasto público. La Oficina de Análisis Económicos es otra fuente de publicación de datos sobre el PIB.

Los traders de commodities consideran los resultados y las previsiones del PIB una referencia crucial para los mercados de metales, por ejemplo. Normalmente, cuando la economía va bien, los precios de los metales básicos se mantienen bajos. En cambio, si la economía empeora, los precios de los metales básicos tienden a subir. Esto afecta a las estrategias de trading de futuros a corto y largo plazo.    

Tipos de interés

El caso de los tipos de interés como indicador macroeconómico es interesante, ya que pueden servir tanto de indicador adelantado como rezagado. Son un indicador adelantado en el sentido de que una vez que se modifican, la economía refleja el nuevo tipo. También pueden ser rezagados, ya que la decisión de cambiarlos suele responder a un desequilibrio económico existente. Los tipos de interés sirven de palanca para controlar la economía: se aumentan para impedir que crezca demasiado rápido y se bajan para impulsar el gasto y evitar el estancamiento.

Los tipos de interés son un factor esencial para determinar el precio de los contratos de futuros.

Según una investigación realizada por economistas de Harvard, los anuncios económicos que hacen subir los tipos de interés provocan, en promedio, una caída de los precios de los commodities. El mismo efecto se observa con los bonos. Por tanto, los tipos de interés y los precios de los contratos de futuros tienen una relación inversa.

Además, el precio de un contrato de futuros disminuye cuando proporciona ingresos por intereses (dividendos). Y viceversa. El grado de este descenso depende del tipo de interés implícito en un contrato.  

Informes económicos periódicos

Los traders de contratos de futuros sobre commodities, índices, divisas o bonos suelen estar atentos a los informes anuales, semestrales, trimestrales o mensuales, ya que reflejan el estado y la trayectoria prevista de la economía.

En cuanto al estado general de la economía estadounidense, por ejemplo, cabe destacar el «Libro Beige», el Informe de Política Monetaria de la Reserva Federal, las publicaciones de la Oficina de Análisis Económico de Estados Unidos, etc.

También hay informes especializados que ofrecen una visión general de aspectos concretos del sistema económico.

El Informe Semanal de Solicitudes de Subsidio de Desempleo del Departamento de Trabajo, por ejemplo, no sólo puede indicar la dinámica del mercado laboral, sino también reflejar el estado general de la economía, ya que un aumento de las solicitudes de subsidio de desempleo puede indicar un debilitamiento de la economía, y viceversa.

Informes por sectores

En función del activo con el que esté operando, es esencial tener en cuenta que diferentes conjuntos de datos tienen más influencia en diferentes sectores y países. Supongamos que está interesado en operar con futuros del maíz. Estados Unidos es, con diferencia, el mayor productor y exportador de maíz del mundo. Por lo tanto, debería estar al tanto de informes clave como el informe del USDA, el informe de intenciones de siembra y el informe de existencias de cereales.

O tomemos la industria y la fabricación. Las estadísticas de producción pueden ser una de las formas más sencillas de obtener datos principales sobre el estado de la economía. El aumento de la producción repercute positivamente en el PIB y viceversa.

En Estados Unidos existen varios informes que sirven de barómetro de los resultados y perspectivas de la industria pesada. Entre los más populares figura el Informe mensual sobre envíos, inventarios y pedidos de los fabricantes de bienes duraderos, elaborado por la Oficina del Censo. Puede señalar cambios en el rendimiento de las empresas (por ejemplo, aumento de la capacidad de producción, con el consiguiente crecimiento potencial de las operaciones) y en la confianza de los consumidores. La Reserva Federal también publica datos sobre la utilización de la capacidad en el sector industrial.

Algunos traders también se fijan en los informes sobre el nivel de existencias para tratar de captar el próximo movimiento del mercado. Unos niveles de existencias elevados durante periodos prolongados significan que la producción no está saliendo de los almacenes y que la demanda podría estar disminuyendo, por ejemplo. Esto puede deberse a cambios en la dinámica del mercado, como una rápida disminución del poder adquisitivo.

También existen informes elaborados por organizaciones externas que hacen un seguimiento del comportamiento de determinados mercados, como los de metales, energía, etc., que resultan muy útiles para prever los cambios del mercado.

Estimaciones de ganancias y precios de las acciones

Observar el comportamiento del mercado bursátil es una forma útil de predecir la dinámica de los activos subyacentes de los contratos de futuros.

Por ejemplo, cuando una economía está en auge, las empresas gozan de mejor salud y tienen más probabilidades de registrar mayores ganancias. En cambio, cuando la economía empieza a desacelerarse, la bolsa es la primera en reaccionar.

Por supuesto, el uso de las cotizaciones bursátiles como indicadores macroeconómicos tiene sus limitaciones, ya que pueden inducir a error. La razón es que los precios de las acciones pueden ser inadecuados (por ejemplo, durante las burbujas del mercado), inflarse artificialmente y manipularse.

Por eso los traders complementan la evolución bursátil con estimaciones de ganancias. Las empresas comunican sus ganancias cada trimestre, lo que proporciona datos suficientes para configurar un análisis de mercado justo. El aumento progresivo de las ganancias significa que una empresa va bien y que la demanda de sus bienes o servicios está creciendo.

Tanto si se trata de cotizaciones bursátiles como de estimaciones de ganancias, siempre es esencial tener un contexto. Por ejemplo, ver que una empresa vale $5 000 por acción o que anuncia un crecimiento previsto de los ingresos del 15% por sí solo no nos dirá nada hasta que lo comparemos con los resultados anteriores. Si el precio de las acciones se ha movido constantemente en rangos similares o el crecimiento de los ingresos del último trimestre fue del 20%, significa que la empresa está estancada en lugar de en auge. Además, si se trata de una gran empresa líder del sector (por ejemplo, el mayor productor de acero), podría ser una señal de que todo el mercado se está ralentizando.

Inflación, poder adquisitivo y compras minoristas

La dinámica del poder adquisitivo de los consumidores es otro buen reflejo del estado general de la economía. Un poder adquisitivo elevado indica una economía estable, confianza del mercado (consulte el Índice de Confianza del Consumidor del Conference Board como referencia) y una demanda potencialmente creciente de bienes y servicios. Por ejemplo, el informe del Índice de Gerentes de Compras (PMI) es utilizado a menudo por los analistas de Wall Street, que lo consideran un buen indicador para las proyecciones del PIB. Otra medida muy extendida del gasto de los consumidores es el Índice de Confianza de los Consumidores del Conference Board.

El seguimiento de la información sobre los bienes y servicios adquiridos por el sector minorista y empresarial a través de los datos de ventas al por menor es también una métrica habitual para complementar el análisis de la actividad económica. Por ejemplo, en Estados Unidos, el gasto de los consumidores representa más de dos tercios del PIB. Un aumento de las ventas significa que el mercado confía en la situación actual a corto plazo y está dispuesto a pagar más de lo necesario. Por otra parte, cuando los consumidores empiezan a sentir incertidumbre, restringen su gasto.

Como ocurre con cualquier otro indicador, el gasto de los consumidores por sí solo no es exacto, ya que los consumidores y las empresas podrían estar pidiendo préstamos de forma imprudente para seguir gastando.

Tampoco podemos pasar por alto la inflación, ya que se encuentra entre las estadísticas macroeconómicas más críticas, puesto que una mayor inflación puede perjudicar el gasto de los consumidores. Además, la dinámica de la inflación puede provocar medidas monetarias como subidas o caídas de los tipos de interés, que pueden afectar directamente a los traders de futuros, como ya se ha mencionado.

Las mejores fuentes de información sobre los niveles de inflación suelen ser el Índice de Precios al Consumo, el Índice de Precios al por Mayor y el Índice de Precios al Productor.

Fortaleza monetaria

Aunque este indicador rezagado puede atribuirse a la categoría anterior, ya que afecta directamente al poder adquisitivo, merece especial atención. La fortaleza de la moneda es una señal significativa de la estabilidad de una economía y suele cambiar en respuesta a las circunstancias políticas y económicas.

Cuando la economía es inestable y reina la incertidumbre, los inversores se desaniman y se produce una retracción del capital invertido. La cotización de la moneda no tarda en reflejarlo, perdiendo valor. Dado que con una moneda débil se puede comprar menos, las importaciones se encarecen, lo que supone un aumento de los costos para las empresas y los consumidores locales, con la correspondiente disminución del poder adquisitivo. Aunque esto puede pasar factura a la economía a corto plazo, también es una ventaja encubierta. Una moneda débil hace que los bienes y servicios exportados sean más competitivos a escala mundial, ya que resultan más económicos para los compradores. Además, estimula la demanda de bienes nacionales, lo que impulsa la economía a largo plazo.

Por otra parte, una cotización alta de la divisa se considera signo de una economía fuerte (en la mayoría de los casos) y los inversores la ven con buenos ojos. Impulsa la economía al aumentar el poder adquisitivo de los consumidores y las empresas. Los países que son importadores netos (compran más bienes y servicios del extranjero de los que exportan) se benefician de los precios más bajos de las importaciones. Sin embargo, los países exportadores netos pueden experimentar una contracción de la demanda de sus bienes y servicios, ya que éstos se vuelven más costosos para los compradores.

Es esencial analizar siempre este indicador macroeconómico en el contexto del perfil económico de un país o sector para comprender cómo puede afectarle una moneda débil o fuerte.

Estado del mercado inmobiliario

El mercado inmobiliario, incluidos la construcción de viviendas, el gasto en construcción y la compra de viviendas, es un indicador fiable del estado de la economía y de hacia dónde se dirige.

Uno de los informes más fiables al respecto en Estados Unidos es el informe mensual sobre nuevas construcciones residenciales del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano. Puede ser un buen indicador del estado de la economía, ya que un número creciente de permisos de construcción concedidos y de construcciones terminadas puede indicar que la economía sigue una trayectoria ascendente.

Organizaciones como la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios también publican informes, como el de Ventas de Viviendas Existentes, que son muy útiles para predecir el gasto de los consumidores y se ven directamente afectados por factores económicos, como los tipos de interés hipotecarios.

El descenso de las ventas de viviendas podría indicar un debilitamiento de la economía o incluso una posible crisis, como vimos en 2007.

El mercado inmobiliario es un indicador adelantado, ya que su evolución se prolonga durante largos periodos de tiempo. Por ejemplo, los permisos de construcción suelen concederse con seis meses de antelación. El número de viviendas en construcción indica una demanda que se prolongará en el futuro, ya que todo el proceso de construcción puede durar hasta un año o más. Tenga en cuenta que la mayoría de los constructores empezarán a trabajar en proyectos sólo si confían en las perspectivas a corto plazo del mercado.

La dinámica del mercado inmobiliario también puede señalar posibles cambios en algunos mercados de materias primas como los metales, por ejemplo. La baja demanda de viviendas nuevas provocará una baja demanda de materiales de construcción, lo que hará bajar sus precios.

Precios de los commodities

Existe una estrecha relación entre el estado de la economía y los precios de los commodities. Los precios de los metales básicos, por ejemplo, están estrechamente vinculados a las perspectivas del estado económico general, ya que tienden a subir cuando la economía está en buena forma y a bajar en épocas de recesión.

Por ejemplo, los economistas incluso se refieren al cobre como el «Doctor Cobre», bromeando con que es un metal con un doctorado en Economía. La razón es que a menudo se pueden predecir los puntos de inflexión de la economía mundial sólo mirando los precios del cobre, ya que se utiliza en muchas industrias, desde la maquinaria industrial pesada hasta la electrónica avanzada. En consecuencia, su demanda puede ser indicativa de la expansión o contracción de la producción económica.

Y viceversa: una economía en crecimiento, la mayoría de las veces, conlleva un aumento de la demanda de commodities como el petróleo y la madera, por ejemplo.

Como activo refugio, el oro es otro buen indicador del estado de la economía mundial. Cuando su precio sube, es señal de que la economía podría estar entrando en declive.

Sin embargo, fijarse únicamente en la dirección de los precios de los metales no siempre ofrece una imagen fiel del estado de la economía mundial. También es esencial tener en cuenta el ritmo de las caídas o subidas de precios. Los pequeños cambios pueden ser naturales y el resultado de un acontecimiento específico de un sector o un país. Sin embargo, si las caídas o subidas son sustanciales, la señal de una economía en contracción/crecimiento es mucho más fuerte.     

Curva de rendimientos e indicadores de riesgo de recesión

La pendiente de la curva de rendimientos revela las expectativas del mercado de bonos sobre los tipos de interés a corto plazo en función de factores como la actividad económica y la inflación.

El mercado de renta fija es un excelente indicador adelantado y un indicador de las expectativas del mercado. Observar la curva de rendimientos puede ofrecer al inversor un reflejo de las perspectivas del mercado a corto y largo plazo. El rendimiento de los bonos a más corto plazo suele verse influido por las decisiones de los bancos centrales sobre los tipos de interés. Por otro lado, los bonos a largo plazo también se ven afectados por los tipos de interés, principalmente por factores como la inflación y el crecimiento económico.

En épocas de perspectivas económicas positivas, el rendimiento suele registrar un repunte positivo. En cambio, cuando las perspectivas económicas empeoran, el rendimiento se aplana. Una curva de rendimientos invertida suele indicar que el crecimiento económico caerá significativamente, lo que aumenta la posibilidad de que los bancos centrales bajen drásticamente los tipos de interés.

El seguimiento de los indicadores de riesgo de recesión es otra forma fiable de prever las perspectivas económicas y las posibles medidas monetarias para afrontarlas. En consecuencia, puede ser un indicador precoz de posibles subidas o recortes de los tipos de interés.  

Hay varias formas de seguir los riesgos de recesión. La más popular procede del Comité de Datación del Buró Nacional de Investigación económica (NBER), árbitro oficial de la recesión en EE.UU. desde 1978. Otras métricas muy populares proceden del FRED e incluyen indicadores basados en el NBER, la Regla de Sahm y las Probabilidades de recesión suavizada en EE.UU.

El Conference Board también realiza un seguimiento del riesgo de recesión a través del Índice Económico Líder (LEI) de Estados Unidos.

Conclusión

El trading en futuros es un proceso complejo que requiere estrategias que tengan en cuenta tanto las perspectivas del mercado a corto como a largo plazo. Mientras que las métricas de análisis técnico son perfectas para las primeras, las segundas van más allá de los gráficos y los estudios técnicos para abarcar también los indicadores macroeconómicos. Nada puede garantizar mejor una visión general de la situación del mercado a medio y largo plazo como los datos macroeconómicos.

Factores como las perspectivas económicas generales, las perspectivas sectoriales, el gasto de los consumidores, la inflación, los precios de los commodities, etc., pueden servir de indicadores tempranos del rendimiento potencial de los activos subyacentes de los contratos de futuros de la cartera.  

Sin embargo, aunque los resultados académicos sugieren que algunos indicadores macroeconómicos pueden ser cada vez más fiables para medir la evolución de los mercados bursátiles y de futuros, es aconsejable utilizarlos sólo como factores complementarios en su análisis. La mayoría de los indicadores macroeconómicos no son adecuados para servir de columna vertebral de una estrategia si se aplican como métricas independientes, ya que pueden retrasarse y sus señales no son directas, sino que requieren un contexto más amplio para una interpretación precisa.

Por eso, la estrategia perfecta para operar con futuros es una mezcla de herramientas de análisis técnico e indicadores macroeconómicos. En cuanto a estos últimos, la lista anterior es un buen comienzo.

FAQs

¿Cuál es el mejor indicador macroeconómico?

Depende de su estrategia de trading, de sus preferencias de activos y de los objetivos de su análisis. Para el análisis de las perspectivas económicas más generales, indicadores como el crecimiento y las previsiones del PIB, los precios de los commodities, las curvas de rendimiento, la evolución de los mercados bursátiles y los indicadores de riesgo de recesión son buenas herramientas. Los informes sectoriales y las estimaciones de ganancias han demostrado ser indicadores suficientes para el análisis a nivel industrial.

¿Dónde encontrar indicadores macroeconómicos?

Los mejores lugares para encontrar indicadores macroeconómicos son los sitios web oficiales de las agencias u organizaciones responsables de publicar los datos macroeconómicos concretos del país o sector de su interés. Asegúrese de utilizar uno de los calendarios de datos económicos disponibles gratuitamente en Internet para familiarizarse con el calendario de publicación de las distintas lecturas macroeconómicas y su posible calificación de impacto.