Earn2Trade Blog
trading during instability

¿Debe usted operar en tiempos de conflictos e inestabilidad mundial?

Muchos traders se preguntan si deben operar en periodos de conflictos mundiales e inestabilidad en los mercados, y con razón. Cuando la economía es inestable o el riesgo geopolítico aumenta, los mercados pueden convertirse en un entorno imprevisible con muchas incógnitas. Sin embargo, no todo es malo, y los traders más experimentados pueden identificar las oportunidades que surgen incluso en los mercados frágiles. Esta guía ofrece algunos consejos sobre cómo sacar el máximo provecho a su actividad de trading en tiempos de conflictos mundiales e inestabilidad mundial.

cuenta fondeada

Las particularidades del trading en tiempos de conflictos e inestabilidad mundial

Si observa la historia del mercado, verá una tendencia clara: los mercados se mueven en ciclos. Cada una o dos décadas, tenemos algún tipo de evento de crisis. Estos pueden variar entre tensiones geopolíticas, conflictos locales, inestabilidades globales, crisis financieras, etc. La mayoría de las veces, los efectos de estos acontecimientos se propagan por toda la economía mundial. Afectan a las operaciones, devalúan las divisas, provocan interrupciones en el suministro, aumentan la inflación y mucho más.

La magnitud de estos eventos varía. Su impacto global puede durar desde unos pocos días hasta varios años.

Los mercados suelen ser los primeros en reaccionar. Sin embargo, la mayoría de las veces, la reacción inmediata del mercado es el caos. Las noticias vuelan a diestra y siniestra, algunas exagerando los acontecimientos, lo que provoca aún más tensión. Cuando la situación se calma, lo que determina el estado del mercado es la forma en que los participantes en el mismo interpretan la situación en curso y el posible impacto del acontecimiento concreto en su cartera o en todo el mercado. Lo primero que hace la mayoría de los traders es cubrir sus carteras. Otros tratan de encontrar y aprovechar las oportunidades que surgen en un mercado en caída.

Sin embargo, a pesar de las diferentes opciones para jugar en el mercado, el trading en tiempos de conflictos e inestabilidad mundial es un proceso complicado. Muchos traders tienen dificultades para afrontarlo. El proceso se vuelve aún más desafiante para aquellos que operan con apalancamiento. Principalmente debido a que la creciente volatilidad puede acabar con nuestra cartera en cuestión de minutos.

Tipos de eventos desestabilizadores

Muchos traders creen erróneamente que los mercados financieros solo se ven afectados por acontecimientos intrínsecos. Dichos acontecimientos pueden ser el impago de un país o de una empresa, un anuncio de tipos de interés de la FED o del BCE, Sin embargo, lo cierto es que los mercados financieros pueden verse afectados incluso por acontecimientos que en principio no parecen tan relevantes.

Lo mismo ocurre con la magnitud de los acontecimientos. No hace falta una guerra o un colapso financiero mundial para desestabilizar los mercados. Muchas veces, incluso los acontecimientos a pequeña escala pueden tener consecuencias significativas.

Los traders deben tener en cuenta la naturaleza y la magnitud del acontecimiento a la hora de considerar cómo jugar en los mercados. A continuación se presentan algunas circunstancias desestabilizadoras comunes del mercado y cómo han afectado los mercados financieros en el pasado.  

Conflictos mundiales

El terrorismo, los conflictos armados, los disturbios civiles, las sanciones económicas y políticas internacionales, los embargos — estos y muchos otros factores afectan directa o indirectamente los mercados financieros y el comportamiento de los inversores.

Por ejemplo, las guerras han provocado los drawdowns más importantes de los mercados mundiales en el pasado. Cuando Alemania atacó Checoslovaquia en 1939 y Francia en 1940, el S&P 500 cayó un 20,5% y un 25,8%, respectivamente. Al día siguiente del ataque a Pearl Harbour, el índice cayó un 11%. Durante la crisis del petróleo de 1973, el S&P 500 se desplomó más de un 17%.

Estos periodos van acompañados de muchos impagos de empresas, una volatilidad en auge y una sensación general de inseguridad que se apodera del mercado.

Sin embargo, no todo es fatalidad y pesimismo. Aunque las estadísticas para el ojo inexperto lleven rápidamente a la conclusión de que todo el mundo debería vender para proteger su capital cuando el mundo está en crisis, no siempre es así.

Por ejemplo, desde el comienzo de la Segunda Guerra Mundial hasta su final, el Dow Jones subió más del 50%. Durante las dos guerras mundiales, la bolsa se disparó un 115%. Las guerras también fueron seguidas por algunos de los auges económicos más notables, ya que hubo que reconstruir naciones enteras.

La inestabilidad mundial puede parecer un factor negativo a largo plazo para la cartera de trading. Sin embargo, la historia nos dice que muchas veces puede ocurrir lo contrario. Según el contexto, la estrategia de trading preferida y los mercados de interés, incluso los acontecimientos adversos pueden generar oportunidades.

Períodos de alta inflación

La inflación actúa en la sombra y no suele afectar directa o inmediatamente al propio capital, o al menos eso es lo que muchos piensan. Sin embargo, es uno de los acontecimientos más devastadores para nuestra salud financiera.

A continuación, un ejemplo. En junio de 2022, la inflación en Estados Unidos alcanzó el 8,6%. Esto significa que una persona con un capital de $10 000 perderá $860 de poder adquisitivo en un año. Aumente esta cifra para alguien con una cartera de $100 000, y se hará una idea. Para un trader, sus ganancias también recibirán un golpe masivo. Al mismo tiempo, los costos de trading no se reducirán para compensar la alta inflación.

La inflación puede ser impulsada por muchos factores desencadenantes, como las inestabilidades de la oferta y la demanda, las perturbaciones del mercado laboral, las desaceleraciones económicas, la evolución de la política monetaria, etc. Las tasas de inflación pueden variar, pero cuanto más altas sean y más duren, más devastador será su efecto.

Por ejemplo, la inflación más importante de la historia se midió en Hungría después de la Segunda Guerra Mundial. El país experimentó una hiperinflación con una tasa mensual del 41,9 cuatrillón por ciento (41.900.000.000.000%) en julio de 1946. Como resultado, los precios se duplicaron cada 15,3 horas.

Para proteger sus carteras contra los periodos de alta inflación, los traders suelen elegir activos diseñados para cubrirse contra la pérdida de poder adquisitivo. O bien, instrumentos con una alta probabilidad de generar ingresos adicionales y aumentar su valor ante la subida de los precios. Muchos activos han tenido históricamente un buen rendimiento en periodos de alta inflación, sobre todo los commodities.

Frecuentemente se habla de la inflación como un “asesino de carteras“. Por eso, para operar durante los periodos de alta inflación es necesario dominar y comprender las clases de activos que mejor se comportan cuando el poder adquisitivo se resiente, especialmente cuando ocurre a escala mundial y cuando no hay dónde esconderse.

Eventos de Cisne Negro

Los eventos de cisne negro golpean con fuerza y son inesperados, sorprendiendo a los traders con la guardia baja. Pueden ser anomalías meteorológicas que afecten a la producción de las cosechas, una caída repentina que haga caer el mercado durante unos minutos, una pandemia mundial o cualquier otro acontecimiento para el que los traders no puedan prepararse.

Por ejemplo, en marzo de 2021, el buque Ever Given se atascó en el Canal de Suez y bloqueó la ruta de comercio más transitada e importante del mundo. El bloqueo de la vital vía fluvial interrumpió las cadenas de suministro mundiales y la entrega de mercancías desde China y el sur de Asia a Europa. También interrumpió la entrega de crudo y productos refinados del Golfo Pérsico y la India a Europa, de nafta de Europa a Asia y de crudo del Golfo Pérsico al Golfo de Estados Unidos. El barco Ever Given encajado en el Canal de Suez costó al trading mundial $400 millones por hora. El barco salió del canal unos meses después, en julio del mismo año.

El impacto de este acontecimiento se extendió por diferentes sectores, causando perturbaciones en el mercado. Algunas empresas necesitaron meses para poner en marcha nuevamente sus cadenas de suministro.

O podemos tomar como ejemplo los atentados terroristas del 11 de septiembre, que provocaron un fuerte desplome del mercado bursátil y eliminaron más de $1,4 billones de valor de los mercados estadounidenses. La semana siguiente, el promedio industrial Dow Jones perdió un 14%, mientras que las pérdidas del S&P 500 y del NASDAQ fueron del 11,6% y del 16%, respectivamente.

Debido a la creciente interconexión de los mercados mundiales, los inversores y traders deben ser conscientes de la creciente importancia de los acontecimientos de cisne negro y sus posibles implicaciones en las carteras. La conclusión es que, incluso si un factor concreto no indica ninguna relevancia para sus operaciones en un primer momento, sus posiciones podrían verse afectadas también a través de sus vínculos con otros sectores e industrias.

Consejos para el trading en tiempos de conflictos e inestabilidad mundial

Los periodos de incertidumbre en el mercado pueden desencadenar una gran cantidad de emociones en un trader. Algunos pueden tener miedo de perder su capital. Los traders experimentados son más propensos a sentirse tranquilos y relajados. Los traders activos podrían estar entusiasmados con las oportunidades que surgen del aumento de la volatilidad. También existe el grupo de traders que experimentan FOMO al observar cómo otros se benefician en un mercado a la baja.

Sea cual sea el grupo en el que se encuentre un trader, una cosa está clara — operar durante tiempos turbulentos es mucho más difícil que hacerlo cuando el sentimiento general del mercado es positivo. Estos son algunos consejos para sacar el máximo partido al trading durante la inestabilidad del mercado y proteger su capital:

Los principiantes podrían considerar la cobertura o dirigirse a la salida

Los traders principiantes entran en pánico y realizan movimientos precipitados cuando el mercado baja, ya que es menos probable que hayan experimentado crisis similares. Cuando las cosas se complican, es fundamental mantener la calma y dejar que sus controles de riesgo (por ejemplo, los stop-loss y las estrategias de cobertura) hagan su trabajo. Este es un principio fundamental propuesto por los mejores del sector. 

Sobre la inversión, Warren Buffet dice: “Regla nº 1: Nunca pierda dinero. Regla nº 2: No olvidar nunca la regla nº 1”.

El trader de Commodities Ed Seykota dice: “Los elementos de un buen trading son: (1) recortar las pérdidas, (2) recortar las pérdidas y (3) recortar las pérdidas”.

Durante las caídas del mercado, los traders suelen adoptar dos enfoques: uno pasivo o uno activo.

El enfoque pasivo consiste en cerrar sus posiciones y dirigirse a la salida. Detener la actividad de trading durante un tiempo puede ser beneficioso en varios aspectos. En primer lugar, protege el capital bloqueando las ganancias. Además, es un salvavidas para los traders que no se sienten cómodos cuando el caos empieza a gobernar los mercados. Tener que interpretar las señales de los indicadores técnicos, junto con la presión de la espiral bajista del mercado, puede ser demasiado. Dejar que la cabeza descanse puede ser el mejor movimiento en esos momentos. En tercer lugar, deja espacio para planificar el siguiente movimiento o una posible asignación alternativa de la cartera. Una vez que las cosas se calmen y tenga un plan, podrá volver a entrar.

El enfoque activo consiste en cubrir su cartera invirtiendo en activos mejor adaptados a las nuevas realidades del mercado. Las épocas de conflictos mundiales y de inestabilidad de los mercados suelen requerir un trading más defensivo y un enfoque en las estrategias de cobertura. Éstas normalmente incluyen inversiones conservadoras o activos con un valor atemporal, que se ha demostrado que han soportado bien los periodos de crisis.

Opere solo si tiene suficiente capital

Aunque los periodos turbulentos del mercado pueden generar muchas oportunidades, es mejor adoptar un enfoque más pasivo si no se siente seguro de navegar por la incertidumbre o si opera con un capital limitado. Tenga en cuenta que suele ser un entorno de alto riesgo. Existe la posibilidad de perder más de lo que puede ganar potencialmente. Cuando los mercados empiezan a bajar, las pérdidas pueden desbordarse rápidamente, sobre todo para los traders que utilizan el apalancamiento o no disponen de mecanismos adecuados de gestión del riesgo.

Por eso es esencial seguir la regla de oro del trading — Opere solo con lo que pueda permitirse perder.

Además, es esencial considerar el peor escenario posible de perder toda su cartera. Por ejemplo, si está operando con $10 000, y perderlo todo puede sacarlo de la operación por un tiempo, tiene una bandera roja importante para reconsiderar el capital con el que está operando. Si no puede soportar perder el dinero que tiene en las posiciones abiertas, entonces está jugando a un juego de muy alto riesgo.

Es esencial que opere siempre con un dinero que pueda permitirse perder sin que ello afecte a su estilo de vida o a las perspectivas de su actividad de trading. Asimismo, evite operar con el dinero de otras personas, incluido el capital proporcionado por su familia o amigos, si no está seguro de que su estrategia pueda soportar las fluctuaciones del mercado.

Mantenga la calma y esté relajado

Naved Abdali, escritor centrado en la psicología del riesgo de inversión y en los ciclos de auge y caída, escribe: “La codicia y el miedo son buenos y saludables para un inversor y para los mercados de capitales en su conjunto. Las emociones son como el fuego, beneficiosas si se controlan, destructivas si son salvajes”.

La mayoría de las veces, los traders caen en este último escenario. Ver cómo el mercado cae a pique ante sus ojos es la peor de sus pesadillas. Puede provocar ansiedad y pánico y hacer que se dejen llevar por sus emociones. Los mejores del sector han perfeccionado el arte de mantener la calma cuando todo lo que les rodea estalla en llamas. Sin embargo, esto sigue siendo un reto para el resto de nosotros.

Sin embargo, las caídas del mercado forman parte del proceso y, sobre todo, son habituales. Por eso, lo primero que debe hacer cuando los mercados toman una dirección desfavorable es reconocer que se trata de algo temporal. Solo hay que mirar el gráfico del S&P 500 o de cualquier otro índice importante desde su creación. La tendencia es firmemente positiva, y las caídas o inestabilidades del mercado son solo pequeños obstáculos en una maratón de trading de larga duración. 

Para facilitar que se sienta tranquilo, hay tres cosas principales en las que debe trabajar:

  1. Mejore sus controles de gestión del riesgo – tenga un stop-loss, una estrategia de cobertura y un plan B;
  2. Opere con un capital que pueda permitirse perder – un punto que ya hemos señalado, pero en el que nunca se insistirá lo suficiente;
  3. No pierda de vista el panorama general – Apóyese en su experiencia y conocimiento de la mecánica del mercado, y no termine persiguiendo oportunidades efímeras.

Reflexiones finales sobre el trading durante la inestabilidad del mercado

La conveniencia de operar en tiempos de conflictos e inestabilidad mundial depende de su estrategia, sus objetivos y su experiencia. En cualquier caso, los traders deberían estar familiarizados con el impacto potencial de los acontecimientos que perturban el mercado. De ese modo, podrán estar preparados para proteger y hacer crecer sus carteras incluso en un entorno altamente inestable. Afortunadamente o no, el trader de hoy tiene que estar más informado, capacitado y preparado, ya que el panorama de riesgos nunca había sido tan amplio como en la actualidad. Consulte nuestro artículo específico si desea conocer las posibles formas en que los acontecimientos importantes pueden afectar los mercados financieros.