Earn2Trade Blog
¿Qué Es la Venta en Corto?

¿Qué Es la Venta en Corto? │ Analizando una Estrategia de Trading Muy Popular

La venta en corto es una estrategia de trading que asume que el precio de un activo caerá. Operar en corto con una acción es lo contrario de la inversión tradicional (“ir en largo”). Para vender en corto, primero se toman prestadas acciones de un valor y luego se venden en el mercado abierto. Una vez que el precio cae, la idea es recomprar las acciones y embolsarse la diferencia. La cantidad de órdenes cortas abiertas es lo que llamamos interés corto. Es un barómetro inverso para el sentimiento del mercado.

Este artículo explicará la mecánica de ir en corto con una acción y cómo los traders pueden utilizar las operaciones en corto para beneficiarse de las caídas de precios.

blog ad es e2t

¿Qué Es la Venta en Corto? 

¿La venta en corto es una estrategia de trading que tienden a utilizar los traders que creen que el precio de un activo bajará. Estas personas deben tener a alguien (generalmente un bróker) dispuesto a prestarles las acciones. Venden las acciones prestadas, especulando que pueden recomprarlas en el futuro a un precio más bajo.

A diferencia de las posiciones largas, las posiciones cortas conllevan una desventaja potencialmente ilimitada. Esto se debe a que los brókeres pueden cerrar la posición corta de un trader en cualquier momento. Dado que, en teoría, los precios pueden subir a cualquier nivel, el compromiso de recompra conlleva una exposición ilimitada. Para protegerse contra estos riesgos, los vendedores en corto suelen abrir órdenes stop (también conocidas como órdenes de “stop-loss”). Estas se ejecutan cuando el precio de una acción sube a un cierto nivel, lo que limita las pérdidas del trader.

También podría interesarte:

¿Cómo Funciona la Venta en Corto?

Todos los vendedores en corto deben tener lo que se llama una cuenta de margen, donde los brókeres prestan a los traders efectivo o valores. Los requisitos para abrir cuentas de margen varían de una empresa a otra, pero la mayoría requiere al menos $2,000 en efectivo. Además, los traders deben tener suficientes reservas líquidas para tomar prestado el valor que quieren vender en corto. Ciertos valores altamente volátiles pueden tener requisitos de reserva adicionales.

A continuación, los traders abren una orden para vender acciones en corto. Como cualquier orden de venta, los traders pueden optar por tomar el precio de mercado o esperar hasta que el precio alcance un umbral utilizando una orden de límite. En el último caso, también pueden especificar un marco de tiempo.

Una vez que la posición corta está abierta, los traders esperan a que baje el precio. Puedes cerrar la posición mediante una orden de compra de límite o de mercado. Además, los vendedores en corto pueden abrir órdenes de stop loss. Esa orden cierra automáticamente la posición después de que alcanza un cierto umbral de pérdida.

Los Costos de Operar en Corto

Los costos de abrir una posición corta son más complejos que los asociados con una posición larga. Al operar en corto debes considerar los siguientes gastos:

Tarifas de Margen: como cualquier otro préstamo, tomar prestados valores de un bróker no es gratis. Las tarifas típicas para préstamos de margen sobre acciones rondan el 0,30% anual. En el caso de valores especialmente deseables (por ejemplo, los denominados valores “hard-to-borrow”), los costos pueden aumentar entre un 20% y un 30% anual.

Tarifas de Dividendos: si una acción prestada paga un dividendo, se convierte en una deuda que el vendedor en corto debe al bróker. Del mismo modo, el trader en corto debe asumir cualquier otro costo asociado con las acciones (por ejemplo, división de acciones, escisiones, emisiones de acciones de bonificación, etc.)

Riesgo de Inversión: si el precio de un valor en corto aumenta, el inversor es responsable de recomprar las acciones al nuevo precio. Dado que los precios pueden moverse increíblemente rápido, este riesgo puede ser impredecible y grande.

¿Por Qué los Traders Venden en Corto?

Los traders abren posiciones cortas para especular sobre sus creencias de que el precio de un activo caerá. Esto les da la flexibilidad de invertir en valores que creen que subirán de precio. También abre la posibilidad de ganar dinero con aquellos que no están dispuestos a poseer. (Los traders de acciones largas, por otro lado, solo pueden ganar con las acciones arriesgando dinero en ellas).

Las posiciones cortas pueden cumplir muchas funciones de cartera y respaldar diversas estrategias de trading. Los fondos de cobertura, con frecuencia, abren posiciones cortas para proteger sus posiciones largas (es decir, como seguro). Otros inversores tienden a vender en corto en sectores o empresas que se encuentran en medio de liquidaciones. Básicamente, empresas que consideran sobrevaloradas. Las ventas en corto también pueden generar ingresos para los llamados “stock scalpers”, o bien, “revendedores de acciones”, que buscan capitalizar pequeños movimientos de precios intradía.

¿Cuándo Es Buena Idea Vender en Corto?

Vale la pena considerar las ventas en corto siempre que un trader crea que el precio de un activo bajará. Por ejemplo, todos estos pueden ser motivos para ir en corto:

Noticias Negativas, como expectativas de ganancias de bajo rendimiento, retiradas de productos o litigios costosos.

Fundamentos Macroeconómicos Débiles, como una tasa de desempleo superior a la esperada, una enfermedad viral o incertidumbre política.

Sentimiento del mercado demasiado optimista, como una fuerte subida del precio sin ningún catalizador aparente.

Sin embargo, es importante recordar que los gobiernos y los reguladores, con frecuencia, se muestran escépticos con los traders en corto. Por ejemplo, las autoridades financieras europeas suspendieron las ventas en corto durante la caída del mercado de valores de marzo de 2020. Asimismo, los reguladores estadounidenses prohibieron las ventas en corto durante la recesión de 2008. Los funcionarios chinos reaccionaron de manera similar a un colapso en 2015.

Ejemplos de Venta en Corto

Supongamos que un trader siente que Tesla (TSLA) está sobrevaluada a $500 por acción. Ese trader podría pedir prestadas 100 acciones a su bróker, abriendo una posición corta de $50,000. Si el requisito de mantenimiento de ese bróker para TESLA fuera del 75% (como lo es para las acciones en algunos brókers), estaría obligado a mantener $37,500 de liquidez en su cuenta.

Vendería esas acciones en el mercado abierto, recaudando $50,000. Si las acciones se redujeran a $300 (como lo hicieron esta semana), podría recomprar por $30,000 y cobrar $20,000 en ganancias (sin aplicar las tarifas respectivas).

Sin embargo, si las acciones subieron $200 en lugar de caer, el bróker podría emitir una llamada de margen, obligándolo a inyectar más liquidez en su cuenta. Si no puede cumplir con la llamada, el bróker podría cerrar su posición a la fuerza, haciendo que pague el precio más alto.

Diferencias Entre Vender en Corto e Invertir

Como se mencionó anteriormente, la venta en corto es prácticamente lo contrario de la inversión tradicional. Los traders a largo plazo gastan su dinero para adquirir un activo, que luego venden con el objetivo de obtener una ganancia). Los vendedores en corto, por otro lado, venden el activo primero, ¡incluso antes de poseerlo! Y su ganancia proviene del movimiento a la baja del precio.

En términos de riesgo, los traders a largo plazo pueden perder solo su inversión inicial (es decir, si el precio de las acciones cae a $0). Los traders en corto, por otro lado, pueden perder cantidades potencialmente ilimitadas, ya que el precio de las acciones podría subir a cualquier nivel.

A los traders en largo también les resulta más fácil ejecutar sus órdenes, ya que el apalancamiento (comprar con efectivo prestado) no es un requisito para invertir. Mientras que la venta en corto requiere que uno, por necesidad, venda acciones prestadas.

Ventajas y Desventajas de Vender en Corto

Ventajas

Hay muchas posibles ventajas relacionadas con la venta en corto. Entre ellas se incluyen:

Flexibilidad.

Los traders en largo solo pueden beneficiarse de los valores que estén dispuestos a poseer. Los activos en problemas que se espera que disminuyan, por ejemplo, rara vez son adecuados para posiciones largas. Los traders en corto no requieren la propiedad para obtener ganancias. Ganan dinero con acciones prestadas. Por lo tanto, el espacio de activos abierto a los traders en corto es mucho mayor.

Ingresos Colaterales.

El uso de una cartera existente como garantía para un préstamo de margen permite que esos activos ociosos respalden nuevos ingresos.

Cobertura.

Los inversores en largo son 100% optimistas por definición: ganan en los buenos tiempos y pierden en los malos. Las ventas en corto permiten a los inversores cubrir sus riesgos. Esto les permite obtener una cierta exposición bajista a empresas y sectores específicos, o al mercado completo.

Desventajas

Sin embargo, existen algunos inconvenientes graves relacionados con las posiciones cortas. Aquí se incluyen:

Potencial de Pérdidas Ilimitado.

Como se mencionó anteriormente, dado que las posiciones cortas obligan a los traders a recomprar el activo en el futuro, el vendedor en corto puede estar perdiendo mucho dinero al final del proceso. Esto les sucedió a los traders en corto en KaloBios (KBIO), por ejemplo, algunos de los cuales quebraron después de que la compañía recibió dinero externo inesperado y aumentó un 800% durante la noche.

Tarifas Adicionales.

Debido a que las operaciones en corto involucran valores prestados, enfrentan costos que exceden las órdenes largas simples. Aquí se incluyen comisiones de margen (análogas a los intereses de un préstamo) y comisiones por préstamos, así como costos asociados con dividendos y otros eventos financieros.

Dificultades de Ejecución.

Muchos gobiernos y entes reguladores tienen poca consideración con las ventas en corto. A veces creen que los traders en corto exacerban las cascadas de precios negativos y/o se involucran en una manipulación sin escrúpulos. Durante las crisis económicas, no es raro que las operaciones en corto estén restringidas por completo durante algún tiempo.

¿Cuáles Son los Riesgos de Vender en Corto?

En líneas generales, los riesgos de las ventas en corto son dos:

Riesgo de Precio. Los precios de las acciones no siempre bajan cuando nos gustaría. Si un trader especula con la caída del precio de las acciones de una empresa, y desafía las expectativas y sigue subiendo, la posición corta ha incurrido en pérdidas.

Riesgo de Ejecución. Como se indicó anteriormente, no se garantiza que los traders puedan abrir o modificar sus posiciones cortas como quisieran. La incorporación de las ventas en corto en una estrategia de inversión puede significar depender de una operación bastante arriesgada.

¿Vale la Pena Vender en Corto?

Ciertamente, hay casos en los que la venta en corto está justificada. Por ejemplo, si un trader tiene buenas razones para creer que un activo bajará o si la economía en general no respalda las valoraciones de acciones. Vender en corto también puede estar relacionado el nivel de exposición al riesgo. Si un trader tiene varias posiciones en largo en el sector tecnológico, abrir posiciones cortas con algunas acciones clave podría ser una buena estrategia de cobertura.

Dicho esto, la pregunta general gira en torno al perfil de riesgo/recompensa. Esto se reduce a los valores en cuestión, los términos del crédito (es decir, los requisitos de mantenimiento y las tarifas de margen) y el entorno económico.

Consideraciones Finales

La venta en corto es una estrategia relativamente refinada. En ocasiones, puedes utilizarla para generar ganancia incluso en tiempos económicos difíciles. Si comprendes los riesgos (pérdidas potenciales ilimitadas), los cubres adecuadamente (orden stop-limit) y tienes la infraestructura adecuada para vender en corto (cuenta de margen), puede convertirse en un instrumento valioso en tu arsenal financiero.